7 cosas que no sabías sobre los perfumes

En comparación con todos los animales que habitan la faz de la tierra, el sentido del olfato del ser humano quizás no es el más agudo, ni siquiera ocupa los primeros puestos; pero la realidad es que es uno de los órganos sensoriales fundamentales para el mismo.

Desde hace varios siglos, incluso miles de años atrás, el hombre ha hecho usos de aromas y perfumes; y hoy en día marcan una fuerte tendencia en el sector de la belleza y el cuidado de hombres y mujeres.

Los perfumes y colonias que utilizamos todos nosotros, son en su mayoría brebajes con buen olor derivados de productos químicos, que consiguen ocultar y transformar el olor de nuestro cuerpo.

Hay ciertos datos interesantes en relación a los perfumes que son desconocidos para la mayoría de las personas; los mismos revelan y desenmascaran algunos grandes mitos relacionados con el mundo de la fragancia y el aroma.

1. El término perfume deriva del latín “per”, por y “fumare”, a través del humo.

Tiene bastante sentido si pensamos que algunos de los primeros perfumes se basaban en el incienso, que desprendía su aroma al ser quemado. Así, los originarios perfumes salían de algunos tipos de hierbas y especias como cilantro o el propio incienso. Pero digamos, que el primer perfume moderno nació con la reina Isabel de Hungría en el año 1310, cuando ésta comenzó a usar una mezcla de esencia de verbena (una planta herbácea), en el brandy, junto con tomillo y romero. La fragancia era conocida como el “Agua de Hungría”. Hoy en día, todavía existen variaciones de este perfume, elaboradas por los perfumistas más tradicionales.

pulverizador

2. Algunos historiadores han hecho averiguaciones sobre el origen de los perfumes, y han encontrando pruebas que el uso de los mismos se puede remontar a 3.500 años atrás.

Han llegado a esta conclusión después de haber visto una serie de murales en Tebas, Egipto, en el templo de la reina Hatshepsut. Lo que muestran estos murales es una flota de egipcios zarpando en busca de mirra y otros compuestos aromáticos exóticos de la llamada Tierra de Punt.

3. Durante la primera parte de la Edad Media, los árabes solían combinar almizcle, un perfume hecho a base de sustancias de origen animal, con mortero, que se utilizó para construir mezquitas y palacios con la finalidad de que se mantuvieran perfumados.

En Europa, no llegaron las fragancias hasta el siglo XVI, cuando Catherine de Médicis llegó de Italia para casarse con el futuro rey de Francia. Según la historia, la noble llevaba guantes de cuero perfumado que se convirtieron en una moda casi instantánea. Para encontrar estos guantes, se desplazaban hasta la localidad francesa de Grasse, que en poco tiempo se convirtió en la capital mundial del perfume.

colonia mujer

4. Casi el 95% de los productos químicos que se utilizan en las fragancias son compuestos sintéticos que se derivan del petróleo; estos incluyen derivados del benceno, aldehídos y otras sustancias tóxicas que se han vinculado a reacciones alérgicas o al cáncer.

Son más de 600 componentes químicos los que se han relacionado con el cáncer. La mayoría de ellos son utilizados para la fabricación de perfumes y colonias.

5. Las numerosas fuentes de aroma usadas para la elaboración de los perfumes están disponibles en la naturaleza.

La gran mayoría de plantas han sido probadas con el objeto de conseguir nuevos aromas exóticos. Además, hay disponibles fragancias en forma de aceites que son hechas a partir de frutos, resinas, semillas, cortezas y demás. Los perfumes también pueden elaborarse por medio de sustancias animales, aunque por razones éticas la mayoría de los perfumes están hechos con sustancias sintéticas. Algunos ejemplos de animales o sustancias de los mismos utilizados son, la fragancia de almizcle, de ámbar gris o de nido de abeja.

fragancia

6. Las dos esencias florales más utilizadas en la perfumería moderna son el jazmín y la rosa, consideradas como fundamentales por los perfumistas comerciales. Quizás sean estas dos esencias los mejores perfumes que jamás hayan sido hechos.

7. Según varios estudios e investigaciones científicas, los perfumes y los aromas tienen un efecto sobre las emociones y recuerdos de las personas. Usar una fragancia adecuada, puede influir de forma positiva en el estado de ánimo. Un ejemplo de esto, es la esencia de lavanda, que puede ser utilizada para sentir relajación; mientras que ciertas sustancias cítricas puede dar un impulso de energía.

7 cosas que no sabías sobre los perfumes
3 (60%) 1 vote
Si te gustó este artículo te animamos a que lo compartas en tu Facebook, Twitter o Google +1 para que llegue a más personas. También te recomendamos que dejes un comentario si tienes alguna duda.

Lee más sobre: Cosmética

Etiquetas: , ,
11 Enero 2013 Sin Comentarios

¿Quieres más?

  • Puedes echar un vistazo a nuestro listado de clínicas estéticas para encontrar el tratamiento adecuado para ti.
Deja un comentario !

Queremos saber tu opinión y por eso te animamos a que dejes un comentario en este artículo. Luego puedes suscribirte a él vía RSS.

Por favor, cuida tu ortografía. Cualquier comentario utilizado para hacer spam será eliminado.

You can use these tags:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>