Aborto natural o involuntario

El aborto natural o involuntario implica la pérdida del embrión o feto en alrededor del 20% de las mujeres por razones que no son causadas intencionalmente.

La pérdida de sangre es una advertencia final antes de un importante aborto involuntario. Si sangra con facilidad debe ir sin vacilar al hospital más cercano para hacer una ecografía y determinar si el feto está desarrollándose satisfactoriamente. Si se presenta sangrado, además de dolor pélvico o cólico, el riesgo de aborto involuntario es mucho mayor.

La mayoría de los abortos naturales se producen antes de las 21 semanas de gestación y el 50% de las causas, se deben a cambios genéticos en el embrión. Otras razones para el aborto involuntario son los fibromas uterinos anormales y otras patologías orgánicas en el útero, la insuficiencia del cuello uterino, insuficiencia hormonal y enfermedades severas de la madre.

Para aquellas mujeres que tienen un aborto involuntario durante el embarazo temprano es aconsejable que esperen al menos dos o tres meses antes de intentar concebir nuevamente. Al igual que ocurre en el aborto durante el primer trimestre de gestación, el embrión es generalmente considerado como muerto, debido a la dilatación del colon del útero que provoca la ruptura del saco amniótico.

Hoy en día muchas mujeres que han tenido dos o más abortos involuntarios, que no han podido tener hijos, pueden beneficiarse de recientes descubrimientos médicos en relación con el aborto natural. Durante muchos años se creía que estos abortos se produjeron por malformaciones genéticas del embrión y que poco o nada se podía hacer, ya que los eventos son independientes el uno del otro, y generalmente no tiene nada que ver con la información genética de los padres.

De hecho, los abortos que se producen antes de la aparición del corazón fetal en la ecografía (ultrasonido) parecen estar muy relacionadas con anomalías cromosómicas (genéticas). No obstante, los abortos que se producen más tarde, alrededor de la semana 10 del embarazo, pueden tener otro tipo de explicación, y en estos casos, puede haber una esperanza de tratamiento para estas mujeres.

Señales de advertencia sobre un aborto involuntario

Sangrado: puede variar de leve a grave y la coloración va del marrón al rojo vivo. En algunos casos, las mujeres sufren episodios de sangrado diferentes. Sin embargo, no siempre significa que un aborto involuntario sucederá a corto plazo. Aproximadamente un 30% de los embarazos implican algún grado de sangramiento. Los estudios han demostrado que, siempre que exista actividad cardíaca en el feto, aproximadamente el 96% de los embarazos en las madres que tienen sangrado vaginal entre las semanas 7 y 11 del embarazo no resultan en aborto involuntario.

Dolor de espalda y calambres: pueden ser fuertes o débiles, son otro signo común de advertencia. La ubicación de los calambres puede variar ampliamente y se puede sentir en uno o ambos lados de la porción central del abdomen. Normalmente se producen en la parte inferior del abdomen, pero también puede afectar la espalda baja.

Flujo vaginal: serán síntomas de aborto natural si se encuentran en forma de moco o coágulos de sangre. La mucosidad normalmente oscila del blanco al rosa. Una vez más: esto no indica necesariamente un aborto involuntario, pero cualquier tejido que haya pasado a través de la vagina debe ser conservado en un recipiente estéril y hacer un examen del material recolectado.

A menudo, uno de los primeros signos de un aborto involuntario es una atenuación de los efectos secundarios del embarazo, lo cual puede suponer pérdida de peso, náuseas o alguna mama menos sensible. Pero algunos de estos síntomas, tales como la pérdida de peso en el embarazo temprano son normales para algunas mujeres. Sin embargo, si los hay, la mujer embarazada debe consultar a su médico.

Contracciones: calambres muy grandes, que por lo general se producen a intervalos de 5 a 20 minutos.

¿Qué no causa un aborto involuntario?

Hay muchos indicios contradictorios acerca de las posibles causas de aborto involuntario ¿La mujer debe actuar con cautela y abandonar cualquier tipo de actividad física, incluyendo el sexo? Afortunadamente, la respuesta es no. He aquí una lista rápida de las cinco cosas que no causan aborto involuntario en un embarazo sin complicaciones.

  • Ejercicios
  • Sexo
  • Trabajar o llevar objetos pesados
  • Una pequeña caída o lesión
  • Estrés

Manejo del dolor emocional de un aborto involuntario

La salud física de una mujer es importante durante y después de un aborto involuntario, pero su salud emocional no debe ser ignorada. La pérdida de un embarazo puede tener un impacto tan fuerte como la pérdida de un hijo. Las mujeres también pueden experimentar depresión postparto después de un aborto involuntario. Existe una amplia gama de tratamientos emocionales, incluido el asesoramiento, la medicación para la depresión y la ansiedad, además del apoyo de amigos y familiares. Hay muchos recursos disponibles para ayudar a la madre embarazada y su pareja.

Decidan por si mismos, los amigos y familiares le sugerirán muchas maneras para enfrentar el dolor, pero los primeros días después de un aborto involuntario no haga nada que le cause molestias. No tenga prisa, no existe límite de tiempo para el dolor. Viva un día a la vez, de acuerdo a su horario.

Descubra lo que le molesta, ver a un bebé, asistir a un baby shower o incluso pasar por una tienda de ropa para bebés pueden ser momentos emocionales. Está bien evitar estas situaciones hasta que se sienta lo suficientemente fuerte para enfrentarlos.

Posponga la toma de decisiones importantes, cuando se está pasando por un momento emocional, las decisiones serias, como la compra de una casa, la venta de un coche o un cambio de carrera debe ser pospuesto.

No descarte su pareja, mantener las líneas de comunicación abiertas. Establezca una red de apoyo, aunque algunos amigos y familiares no puedan entender la profundidad de su dolor, y muchos no saben qué decir, mantenga todas las posibilidades de solicitar ayuda. Muchas mujeres también encuentran ayuda en grupos de apoyo o foros y comunidades en línea.

Aborto natural o involuntario
Califica este artículo
Si te gustó este artículo te animamos a que lo compartas en tu Facebook, Twitter o Google +1 para que llegue a más personas. También te recomendamos que dejes un comentario si tienes alguna duda.

Lee más sobre: Embarazo

Etiquetas: , ,
28 junio 2012 Un Comentario

¿Quieres más?

  • Puedes echar un vistazo a nuestro listado de clínicas estéticas para encontrar el tratamiento adecuado para ti.
  • Aborto provocado said:

    Os dejo algo de información sobre el aborto provocado, que creo que viene muy bien con el tema que se trata (el aborto involuntario).

    El aborto en cualquiera de sus formas se caracteriza por la eliminación del feto o embrión antes que se forme totalmente. En contraste con el aborto natural o involuntario, el aborto provocado tiene lugar cuando se ha utilizado algún procedimiento para detener el embarazo. Esta situación se da cuando la madre u otra persona tienen interés de interrumpir el proceso de gestación. Las razones para provocar este procedimiento son numerosas y el método empleado para la eliminación del embrión consta de dos variantes, aborto químico o intervención quirúrgica.

    El llamado aborto provocado o aborto inducido se realiza mediante el uso de productos químicos o procedimientos quirúrgicos, que persiguen terminar con la vida del feto. Algunos procedimientos quirúrgicos utilizados son, succión o aspiración, dilatación y raspado, dilatación y expulsión y la inyección de soluciones salinas. El aborto químico se produce por la ingestión de drogas, provocando la expulsión del embrión. Estos fármacos se elaboran sobre la base de una gran cantidad de hormonas.

    Otro método utilizado cuando el feto es un poco más grande, es el legrado. Que consiste en introducir un instrumento quirúrgico en el útero cortando el feto en pedazos, y retirando los pedazos uno por uno. En este procedimiento es necesario que el médico tenga que ensamblar las piezas del feto una vez extraído para asegurar que no quedó ninguna pieza en el interior de la madre, para evitar el riesgo de infecciones graves.

    Existen contradicciones entre estudios científicos que afirman que el feto ya siente dolor a partir de la séptima semana de vida, por lo que convierte el aborto un acto doloroso e inhumano. Así como otros estudios afirman que el cerebro aun no está completamente formado para tener este sentido desarrollado.

    Situación del aborto provocado en España

    En España, se estima que se han realizado alrededor de 800.000 abortos desde 1941 a 1985, teniendo en cuenta los datos del Instituto Nacional de Estadística. Desde su legalización en 1985, el número de abortos aumentó a 77.125 abortos que se realizaron sólo en el año 2002, casi el 16% del total de embarazos (nacidos vivos y abortos).

    La despenalización del aborto en España (de acuerdo con la Ley Orgánica 9/1985) permite el aborto provocado en los casos siguientes: 1 – en caso de riesgo físico/mental o riesgo inminente para la vida de la madre, este aborto se permite realizarse en cualquier momento durante el embarazo; 2 – en caso de embarazo por violación sexual hasta la semana 12 de embarazo; 3 – en caso de probadas anormalidades físicas o mentales del feto está legalmente permitido hasta las 22 semanas de gestación.

    Más del 96% de los abortos realizados en el año 2003 fueron realizados en España por la primera situación descrita anteriormente, sin embargo, muchas fueron fraudulentas, ya que las verdaderas causas se debieron a la no aceptación del embarazo y problemas sociales y económicos. Aunque existe una práctica (no consensual) del aborto en casos de enfermedad física grave de la mujer, no existe disposición en el caso de mujeres con enfermedad mental terapéuticamente diagnosticada.

    El 24 de febrero de 2010, el Senado de España, durante el gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero, Amplió las posibilidades del aborto. Permitiendo que incluso los adolescentes de edades comprendidas entre 16 y 18 años pudieran interrumpir un embarazo sin el consentimiento de sus padres. La ley entró en vigor cuatro meses después de su publicación en el Boletín Oficial.

    En la actualidad se permite el aborto sin explicación alguna hasta la semana 14 de embarazo, pasado ese plazo sólo se permite bajo diagnóstico médico. Las cifras de abortos en España, alcanzaron más de 116.000 abortos en el 2009. En febrero del 2012 el gobierno español ha confirmado que se harán reformas a la ley del aborto, aboliendo los límites de tiempo. El ministro español de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, indicó que la reforma de la ley del aborto significa el fin del modelo de largo plazo. Significa volver al sistema anterior, basado en tres supuestos: violación, malformación del feto o riesgo para la salud de las mujeres.

    Legalizado o no, en algunos casos, la práctica del aborto tiene consecuencias serias para la salud de la mujer, que pueden variar según la edad gestacional en que se interrumpe el embarazo. Entre las posibles complicaciones están: las hemorragias, infecciones, perforaciones uterinas y la retención de restos humanos en el interior del útero. En algunos casos un aborto mal hecho puede conducir a la muerte, en casos donde las trompas son los dañadas debido a una infección producida después del aborto, la infertilidad puede tener lugar.

Deja un comentario !

Queremos saber tu opinión y por eso te animamos a que dejes un comentario en este artículo. Luego puedes suscribirte a él vía RSS.

Por favor, cuida tu ortografía. Cualquier comentario utilizado para hacer spam será eliminado.

You can use these tags:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>