Artrosis: causas, síntomas y tratamiento

La artrosis es una enfermedad degenerativa en las articulaciones que produce el desgaste del cartílago, tejido que funciona como amortiguador al proteger los extremos de los huesos, favoreciendo el movimiento de la articulación.

Esta patología puede producir una incapacidad funcional, pero es difícil que provoque un grado de invalidez que imposibilite para desempeñar las actividades cotidianas necesarias. Es una enfermedad crónica que se va desarrollando a lo largo de muchos años.

La artrosis se presenta más comúnmente en las articulaciones de mayor movimiento como son la de los hombros, columna vertebral cervical (que impide mover con facilidad la cabeza y puede llegar a provocar mareos) y lumbar, rodillas, caderas, tobillos y las manos. Es importante saber que todas las personas según envejecen pueden desarrollar, en mayor o menor medida, artrosis.

Causas

El cartílago está formado por las células especializadas llamadas condrocitos y una matriz intercelular que está producida por dichas células y formadas por fibrillas de colágeno embebidas en ácido hialurónico. De estas fibrillas de colágeno dependen las características biomecánicas del cartílago. El ácido hialurónico es el responsable de dar elasticidad al cartílago y a la vez capacidad para soportar gran peso.

En la artrosis primaria la causa es la alteración en la función normal que hacen los condrocitos. La degeneración de los condrocitos provoca liberación de enzimas, que hacen que genere inflamación. En la artrosis secundaria el factor que inicia la destrucción y degeneración del cartílago suele ser causa de alguna enfermedad como infección, heridas, traumatismos o abuso de alguna articulación.

Síntomas

Artrosis en las manos

Los síntomas de la artrosis se presentan de manera gradual y afecta principalmente a las articulaciones que deben soportar mayor peso. Es común que afecte principalmente a las articulaciones de los dedos y las vértebras cervicales y lumbares. En estados más avanzados, la enfermedad se puede presentar con dolor y un cierto grado de rigidez que mejora cuando se pone en movimiento la articulación que se ve afectada.

Desde el punto de vista clínico, la etapa más avanzada de la enfermedad muestra, además de dolor y la rigidez, una notoria deformación de la articulación. Es muy importante realizar un diagnóstico diferencial en función a las causas que originan la artrosis, porque del diagnóstico dependerá el tratamiento.

Tratamiento

Artrosis en las manos

Hay medicamentos, antiinflamatorios y analgésicos, que ayuda a aliviar tanto el dolor como la rigidez de la articulación por los síntomas producidos por la artrosis. Estos fármacos tienen el único inconveniente de que pueden producir problemas gástricos tales como úlceras.

Por otro lado, el sulfato de glucosamina puede ayudar a ralentizar el progreso de la enfermedad. En casos puntuales se puede hacer un tratamiento local con corticosteroides para la articulación afectada. Es recomendable mantener la movilidad de las articulaciones con ejercicios que tonifican los músculos de la zona.

La aplicación de calor es muy útil para aliviar el dolor que provoca la artrosis. Si los dolores son muy fuertes y no pueden controlarse con medicamentos, se debe recurrir a la cirugía.

Algunos remedios caseros para la artrosis

Radiogradía de artrosis

  • Hervir una taza de agua en un cazo y retirar del fuego. Añadir una cucharada de ulmaria y una de sauce. Cubrir el cazo y dejar reposar 5 minutos. Tomar una taza caliente por la mañana y una por la noche.
  • Tomar una infusión de cola de caballo. Para ello tomar un manojo y colocarlo en un recipiente que contenga una taza de agua que se encuentre preferiblemente hirviendo. Tomar a diario una taza.
  • Hervir una taza de agua en un cazo y al retirar del fuego, colocar una taza de arcilla en polvo en un recipiente y verter el agua poco a poco hasta obtener removiendo una pasta espesa. Aplicar la arcilla sobre la zona dolorida y dejar actuar hasta que enfríe por completo. Este remedio es muy eficaz para aliviar el dolor que produce la artrosis.
  • Coger un huevo de gallina limpio con cáscara e introducirlo en un vaso con un zumo de limón. Dejar macerar toda la noche para que el calcio de la cáscara se vaya desprendiendo. Pasado este tiempo, retirar el huevo y agitar bien el líquido del vaso. Tomar 1 taza 2 a 3 veces por semana. Este remedio ayuda a consumir el calcio y ayuda en caso de artrosis.

Por supuesto, y como siempre decimos, nada mejor que un seguimiento por un médico especializado para el tema de la artrosis. Si comienzas a sufrir estos dolores, te aconsejamos que pidas cita cuanto antes para que pueda evaluarte y darte un tratamiento adecuado.

Artrosis: causas, síntomas y tratamiento
3 (60%) 1 vote
Si te gustó este artículo te animamos a que lo compartas en tu Facebook, Twitter o Google +1 para que llegue a más personas. También te recomendamos que dejes un comentario si tienes alguna duda.

Lee más sobre: Medicina General

Etiquetas: , ,
13 Enero 2013 Sin Comentarios

¿Quieres más?

  • Puedes echar un vistazo a nuestro listado de clínicas estéticas para encontrar el tratamiento adecuado para ti.
Deja un comentario !

Queremos saber tu opinión y por eso te animamos a que dejes un comentario en este artículo. Luego puedes suscribirte a él vía RSS.

Por favor, cuida tu ortografía. Cualquier comentario utilizado para hacer spam será eliminado.

You can use these tags:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>