Cáncer de piel, consejos, riesgos y tratamientos

El cáncer de piel tiene lugar cuando las células de la piel crecen de forma desordenada y se multiplican destruyendo los tejidos de la piel, que con el paso del tiempo pueden llegar a dañar músculos, cartílagos o huesos.

La exposición en exceso a la luz solar puede causar muchos problemas de piel debido a la emisión de radiación ultravioleta, este tipo de radiaciones son el origen de un bonito bronceado, pero también de arrugas prematuras o de un posible cáncer de piel con el paso de los años y la acumulación de horas al sol.

Precaución: Lo más importante

En torno a un 80 % de los casos de cáncer de piel son debidos a la exposición continua y excesiva al sol sin protección. Por lo tanto, hay que tener en cuenta que debemos evitar tomar el sol entre las 12 y las 17 horas, ya que a éstas, el riesgo de quemarse es mucho mayor.

No tomes más de 20 minutos de sol las primeras veces durante el verano, ve aumentando el tiempo de exposición progresivamente en 5 o 10 minutos conforme pasen los días. Tampoco es conveniente el uso de cabinas de rayos uva para broncearse. Cuida tu piel y mantenla hidratada usando cremas y aceites.

Las cremas protectoras solares no anulan los efectos que la radiación ultravioleta ejercerá en tu piel, pero sí es cierto que ayudan a tolerarla mucho mejor y a cuidar tu piel. Aplícala una media hora antes de tomar el sol y después cada dos horas de exposición, o cada hora si suda o nada, así como después de cada baño. Es importante que sepas que aunque haga un día nublado has de utilizar crema solar, ya que corres igualmente riesgo de quemarte.

Usa sombreros y gafas de sol, protege tu cabeza y también los ojos y la zona que los rodea de las continuas radiaciones en verano. Las personas que tienen la piel y los ojos claros sufren un mayor riesgo de padecer cáncer de piel que aquellas que tienen un color de piel u ojos más oscuro. También han de tener más cuidado de su piel las personas que se queman con mucha más facilidad y aquellas que sepan que tienen antecedentes en su familia.

Vigila tus lunares y pecas

Aparte de ir cada cierto tiempo a visitar a un especialista para un examen médico, lo mejor para tener control y reconocer rápidamente algún síntoma característico del cáncer de piel es tener conciencia y vigilar todos los lunares, pecas y marcas de nuestro cuerpo. Así, al más mínimo cambio en la forma, el color, la textura o el tamaño de alguna marca de nuestra piel, podremos dirigirnos a un médico para que nos realice una inspección minuciosa.

Las formas más comunes con las que este tipo de cáncer aparece es con el rápido crecimiento de una mancha o lunar, una herida que no tarde mucho tiempo en sanar, un lunar abultado que tenga un color brillante y sea suave o con áreas de piel escamosas que sean de color marrón o rojizas.

Los médicos siguen un patrón con las letras ABCDE para verificar si hay algún tipo de problema. Asimetría en el contorno de la mancha, comprobar si los bordes son irregulares, comprobar después si hay diferentes tonalidades oscuras en la zona afectada, y por último, controlar si su diámetro varía.

Tratamiento

El tratamiento a seguir suele ser el de realizar una biopsia para determinar el verdadero estado de la zona, y una vez examinado, si es dañino y no demasiado grande, puede llegar a extirparse tanto la zona dañada como la de alrededor de la misma.

Si se detecta a tiempo, este tipo de cáncer tiene un porcentaje realmente alto de curación total, y en el caso de que se produjese una metástasis, puede llegar a recurrirse a la quimioterapia. Además de la extirpación y la quimioterapia, puede utilizarse criocirugía, cirugía láser o radioterapia para acabar con el cáncer de piel.

Cuida e hidrata tu piel, no te expongas directamente durante períodos prolongados a la luz solar y vaya a ver a un especialista al primer síntoma de los ya mencionado que percibas que ocurre. Disfruta del sol con responsabilidad, moderación y precaución, así tu piel te lo agradecerá.

Cáncer de piel, consejos, riesgos y tratamientos
Califica este artículo
Si te gustó este artículo te animamos a que lo compartas en tu Facebook, Twitter o Google +1 para que llegue a más personas. También te recomendamos que dejes un comentario si tienes alguna duda.

Lee más sobre: Dermatología

Etiquetas: , , ,
12 Junio 2012 Un Comentario

¿Quieres más?

  • Puedes echar un vistazo a nuestro listado de clínicas estéticas para encontrar el tratamiento adecuado para ti.
  • El peligro de los rayos UVA y los solarium said:

    […] principal, es que los rayos UVA (tanto de las cabinas como los del sol) son la primera causa de cáncer de piel, es recomendable que no se den más de 30 sesiones de rayos en un año. Controla bien la obsesión […]

Deja un comentario !

Queremos saber tu opinión y por eso te animamos a que dejes un comentario en este artículo. Luego puedes suscribirte a él vía RSS.

Por favor, cuida tu ortografía. Cualquier comentario utilizado para hacer spam será eliminado.

You can use these tags:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>