Cómo entrenar para empezar a correr

Cualquier época es buena para empezar a correr. Ahora que llega el verano decidimos salir a correr, bien por que el tiempo es agradable, la tarde es más larga y apetece, o bien por que queremos dejar de esconder barriga.

No esta de más tener presentes unos principios básicos en los comienzos, que no deberíamos olvidar para el resto de nuestra vida de corredor, puesto que son las bases sobre las que podremos disfrutar por muchos años de nuestro deporte favorito.

Principios a tener en cuenta

Cuando empezamos a entrenar para correr, debemos tener presente siempre lo siguiente:

  • Principio de prudencia: ante la duda es preferible quedarse corto, y no dejarse llevar a situaciones o entrenamientos de tipo extremo.
  • Principio de progresividad: ir poco a poco, siempre en progresión, de menos a más.
  • Principio de humildad: si las cosas nos van bien al principio, que suele ocurrir, mantener los pies en el suelo y nunca olvidar por que empezamos.
  • Principio de salubridad: tener extremo cuidado con el respeto a nuestra salud. Hacer una revisión o chequeo de la misma antes de empezar a correr, para confirmar que no padecemos ningún problema que sea contraproducente respecto a este deporte.
  • Principio de lógica: antes  de intentar hacer cualquier cosa poner en práctica nuestro sentido común y la lógica. No la perdamos cuando la deuda de oxígeno provocada por el ejercicio nos asalte. Seamos conscientes y sensatos de nuestros límites.

Elegir un escenario agradable

Un escenario agradable ayudará a relajarnos, a estar a gusto e invitará a seguir corriendo. Siempre que sea posible busquemos un espacio natural abierto. Además siempre que corramos, es preferible hacerlo por una superficie natural, tal como tierra o césped, ya que amortigua la pisada con lo cual  nuestros tobillos, rodillas, y espalda lo agradecerán. El asfalto al no amortiguar la pisada acabará por cargar estos.

Consejos para cuando empieces a correr

También queremos daros una serie de consejos para evitar que vuestra salud se vea en peligro si os habéis decidido por empezar el entrenamiento.

  • Si nuestra forma no es muy buena, debemos ir intercalando carrera con marcha a pie.
  • Debemos alternar un día de inactividad con un día de descanso.
  • Progresar poco a poco, como mucho un 10% con respecto al día anterior.
  • Unos minutos antes de empezar a correr, debemos calentar, donde podemos trabajar la flexibilidad, fuerza …
  • Realizar recorridos principalmente por terreno llano, ya que las cuestas y desniveles pronunciados los dejaremos para cuando tengamos una mayor forma física.
  • Mantener nuestras pulsaciones controladas y continuas. Es conveniente que mantenernos dentro de unas pulsaciones ya que no nos interesa sobrepasar una cantidad excesiva de pulsaciones ya que no sería beneficioso.
  • La carrera continua será la base de nuestro entrenamiento, la mejor forma de coger forma es mantener una velocidad.
  • Si nos interesa coger velocidad un buen ejercicio sería hacer series, unas a máxima velocidad y otra caminando. Otra forma de aumentar velocidad es hacer series en una cuesta o pendiente pronunciada.
  • Es importante beber mucho, tenemos que beber más que una persona que no realiza ejercicio físico. Si no se recuperan los líquidos perdidos durante el ejercicio, se verá afectada nuestra actividad física ya que numerosas lesiones, sobre todo de tipo muscular tienen su origen en causas de mala hidratación.
  • Es importante elegir un buen calzado y ropa apropiada para el desempeño de la actividad física. Es recomendable que las zapatillas elegidas sean de running, ya que serán las adecuadas en cuanto a flexibilidad, amortiguación y duración.

Beneficios que nos va aportar el correr

Entre los innumerables beneficios que nos aporta el correr, entre ellos podemos destacar:

  • Fortalece el corazón.
  • Disminuye la grasa corporal. Corriendo tres veces a la semana en sesiones de 30 minutos podrás quemar unas 1000  a 1500 calorías semanales.
  • Aumenta la capacidad pulmonar. Una persona que hace deporte habitualmente puede a llegar a tener una capacidad pulmonar hasta un 50% mas que una persona sedentaria.
  • Ayuda a disminuir la presión sanguínea. Mantenemos la elasticidad de las arterias gracias al aumento del flujo sanguíneo.
  • Acelera el metabolismo.
  • Ayuda a eliminar las toxinas.
  • Previene la artrosis.
  • Disminuye el estrés.
Cómo entrenar para empezar a correr
Califica este artículo
Si te gustó este artículo te animamos a que lo compartas en tu Facebook, Twitter o Google +1 para que llegue a más personas. También te recomendamos que dejes un comentario si tienes alguna duda.

Lee más sobre: Ejercicio aeróbico

Etiquetas: , ,
15 enero 2010 2 Comentarios

¿Quieres más?

  • Puedes echar un vistazo a nuestro listado de clínicas estéticas para encontrar el tratamiento adecuado para ti.
  • raúl said:

    muy buena la informacion pero nesecito saves una cosa;
    (aque velosidad se deve enpesar a correr en una carrera) porfa
    ayudenme) 🙂

  • admin said:

    Hola Raúl,

    en realidad no hay una velocidad a la que tengas que empezar a correr. Simplemente empieza a correr de forma moderada y ve aumentando la velocidad conforme pasen los días. Sólo debes sentirte agusto contigo mismo y no forzar demasiado.

Deja un comentario !

Queremos saber tu opinión y por eso te animamos a que dejes un comentario en este artículo. Luego puedes suscribirte a él vía RSS.

Por favor, cuida tu ortografía. Cualquier comentario utilizado para hacer spam será eliminado.

You can use these tags:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>