Consejos para combatir el proceso de envejecimiento

Existen varios factores implicados en el envejecimiento. Algunos permiten ralentizar el proceso, como los antioxidantes, otros ayudan a enfrentar la atrofia muscular. Si se controlan estos factores se puede combatir el envejecimiento.

El primer gran paso hacia la consecución de este objetivo esta en evitar los pensamientos sobre la posibilidad de enfermarse.

Un enfoque de prevención le dirigirá a la preservación de la salud. Si nadie muriera de cáncer o enfermedades cardiovasculares, la esperanza media de vida de todos los seres humanos se elevaría en nueve años. Esto demuestra que para aumentar considerablemente la esperanza de vida no es suficiente prevenir las enfermedades. Hay que ocuparse también en evitar que el cuerpo no se desvanezca. Cuando una persona envejece, las enfermedades potencialmente mortales como el cáncer y el infarto de miocardio no aparecen inmediatamente. Antes que se puedan instalar, primero el cuerpo se vuelve más frágil y vulnerable.

Consejos al alcance de todos

Para enfrentar el envejecimiento la práctica de ejercicios es esencial. Así se enfrentan los primeros signos de envejecimiento, como la pérdida de fuerza muscular. Otro aspecto importante es comer bien y meditar. Una buena recomendación es la práctica del Tai Chi Chuan, un ejercicio chino que combina el equilibrio, la coordinación y la meditación. Si todo adoptara estas sencillas disposiciones, la edad promedio de la población mundial podría elevarse a 110 años.

En cuanto a los alimentos, no pueden faltar nutrientes como el licopeno del tomate y el resveratrol de la uva, que son antioxidantes de gran alcance. Algo importante y difícil de controlar es la cantidad de alimento que se consume. Una persona debe comer cada tres horas. Si este intervalo se incrementa, el nivel de la hormona que estimula el hambre, comienza a subir. El problema es que después que comenzamos a comer, a esta hormona sólo le toma treinta minutos volver recargarse. Como resultado, terminamos comiendo más de lo debido. Es importante comer algo cada tres horas y tras las grandes comidas, entremezclar meriendas. Este concepto se basa en la investigación científica.

Existe una regla de oro muy fácil de seguir, “la regla de los cinco”. Para ello, debemos examinar la etiqueta de los alimentos. Y buscar que estos ingredientes no estén en la etiqueta. Ellos son: grasas saturadas (ácidos grasos saturados), grasas trans (ácidos grasos insaturados), azúcar simple (monosacáridos), azúcar invertida (combinación de glucosa y fructosa) y harina enriquecida (tan procesada que ha perdido valor nutritivo).

Dos de estos nutrientes son grasas, y dos son azúcares. Los dos tipos de grasas estimulan procesos inflamatorios en el hígado que obligan a la producción de sustancias nocivas tales como el colesterol. También hacen que el hígado se vuelva menos sensible a la insulina, aumentando el riesgo de padecer diabetes. Estos azúcares hacen daño porque estimulan la producción de insulina, aumentando los depósitos de grasa corporal. Lo peor es que estos cinco elementos son los más comunes en las dietas actuales.

Un menú básico de arroz, frijoles, carne y ensalada, es saludable. Este menú contiene exactamente los nutrientes para los que está preparada la digestión humana. Pero hoy se consume demasiada carne grasa. Anteriormente, cuando los métodos de criar ganado eran más sencillos, el porcentaje de grasa de los cortes de carne de vacuno tenían un promedio del 4%, hoy es 30%. El mejor arroz es el arroz integral. Los cereales integrales tienen mayor contenido de fibras, lo que hace que se mantengan más tiempo en el intestino disminuyendo la absorción de azúcar por el organismo.

Trabaja para que estos consejos se integren en tu vida

La palabra clave para enfrentar el envejecimiento es la automatización. Es decir, convertir los hábitos saludables en rutina, sin pensar mucho en ellos.

Despertar y cepillarse correctamente para reducir la cantidad de bacterias. Beber abundante líquido a lo largo del día, especialmente agua y té verde. Dormir al menos siete horas por la noche. Durante el sueño se produce la hormona del crecimiento (GH) que es esencial, incluso para aquellos que ya son adultos, ya que prolonga la juventud. Caminar media hora al día y practicar ejercicios que te hagan sudar tres veces por semana. Emplee cinco minutos a la meditación diaria, que puede ser la práctica de Yoga o Tai Chi Chuan. Evite los alimentos que se encuentran en la regla de los cinco, que se mencionó anteriormente.

La salud mental también es importante, en tu relación con personas cercanas evita juzgar demasiado. En lugar de juzgar a los demás, es mejor cuidar de sí mismo. El conflicto no trae nada positivo. Es simplemente agotador y estresante. Hay que mantener una relación de animosidad y armonía con los demás. Esa es la verdadera actitud hacia el bienestar.

Consume agua potable en cantidades suficientes para que la orina sea siempre clara. Aproximadamente 2 litros diarios, aunque lo ideal es 4 litros al día. Esto puede variar de un día a otro. En días calurosos, se suda mucho y por lo tanto, es necesario beber más agua. Para aquellos que no dejar la cafeína, es mejor consumir té verde. En lugar de cuatro cafés al día, consuma cuatro tazas de té verde. Esta bebida concentra los antioxidantes y nutrientes necesarios para una buena salud.

Los complementos alimenticios y las vitaminas son eficaces, pero prometen más de lo que cumplen. De hecho, los médicos salen de la universidad sin un conocimiento adecuado acerca de los suplementos. En general, una suplementación sólo es necesaria cuando las vitaminas no se encuentran naturalmente en la alimentación. Por otra parte, ciertas vitaminas pueden mejorar la longevidad y la calidad de vida. Vitaminas como la A, B, C, D y E, el calcio, magnesio, selenio y zinc. La vitamina D es muy importante, ya que previene el cáncer y la osteoporosis. Especialmente en los países fríos, donde la exposición al sol es limitada, los suplementos vitamínicos son esenciales.

Consejos para combatir el proceso de envejecimiento
Califica este artículo
Si te gustó este artículo te animamos a que lo compartas en tu Facebook, Twitter o Google +1 para que llegue a más personas. También te recomendamos que dejes un comentario si tienes alguna duda.

Lee más sobre: Medicina General

Etiquetas: , ,
21 junio 2012 Un Comentario

¿Quieres más?

  • Puedes echar un vistazo a nuestro listado de clínicas estéticas para encontrar el tratamiento adecuado para ti.
  • Bitacoras.com said:

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Existen varios factores implicados en el envejecimiento. Algunos permiten ralentizar el proceso, como los antioxidantes, otros ayudan a enfrentar la atrofia muscular. Si se controlan estos factores se puede combatir el enveje…..

Deja un comentario !

Queremos saber tu opinión y por eso te animamos a que dejes un comentario en este artículo. Luego puedes suscribirte a él vía RSS.

Por favor, cuida tu ortografía. Cualquier comentario utilizado para hacer spam será eliminado.

You can use these tags:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>