Desayuno saludable: ¿Cuál es el mejor desayuno?

El principal problema para comenzar la jornada con un buen desayuno, viene dado por el poco tiempo que tenemos. Preferimos apurar hasta el último minuto en la cama y levantarnos con el tiempo justo para ducharnos y salir de casa hacia el trabajo, prácticamente sin desayunar. En otros casos, simplemente es que por la mañana no nos apetece comer nada, conformándonos con tomar un café con leche.

Esto NO debe suceder, tenemos que cambiar nuestros hábitos.  Hacer un desayuno rápido y escaso no es una costumbre muy beneficiosa para nuestra salud, ya que los expertos confirman que el aporte calórico a la dieta al comienzo del día debe ser el más elevado y que las calorías ingeridas en el desayuno nos ayudarán a rendir más y mejor en las actividades del día.

Malas costumbres a la hora de desayunar

La vida moderna y el ritmo de trabajo y de actividad han ido arrinconando el desayuno. La mayoría de los españoles lo hacen de pie, rápidamente y casi siempre en cantidad insuficiente. Esto no puede seguir así. Debemos tomarnos el desayuno más en serio y darle la importancia que merece en nuestra alimentación.

Calorias bien repartidas

El porcentaje ideal de calorías que el desayuno debería aportar a la dieta diaria debería ser del 25% de las calorías totales. Sobre todo, teniendo en cuenta que en una alimentación equilibrada, la comida del mediodía debería representar el 40% la merienda el 15% y la cena el 20%.

¿Cómo debería ser un buen desayuno?

En el desayuno deben predominar los alimentos energéticos y su composición deber ser rica en vitaminas, minerales, fibra vegetal y agua.

La primera comida del día es la más adecuada para consumir productos lácteos y derivados. El queso fresco, leche, yogur son alimentos muy adecuados. Los cereales integrales en forma de copos, pan galletas son muy importantes por su aporte en fibra y calorías. Las frutas frescas, los zumos y las mermeladas deberían estar siempre en nuestro desayuno.

Ejemplo de desayuno

Por poner unos ejemplos, un buen desayuno podría ser (elegir uno):

  • Un café con leche con un puñadito de cereales integrales, un zumo de fruta con una tostada con tomate.
  • Un par de frutas frescas, algo de queso descremado y un pequeño bol con cereales y leche desnatada.
  • Un zumo natural, un yogur y una tostada integral con mermelada light.

En definitiva, el desayuno debemos tomarlo como una comida importante en la que tenemos que cargar combustible para empezar con fuerza la jornada. Además, es una buena oportunidad para sentarnos y hablar con la familia que tan necesario es, y tan poco nos paramos a hacer a lo largo del día.

Califica este artículo
Si te gustó este artículo te animamos a que lo compartas en tu Facebook, Twitter o Google +1 para que llegue a más personas. También te recomendamos que dejes un comentario si tienes alguna duda.

Lee más sobre: Nutrición

Etiquetas: almuerzo, nutritivo, recetas
15 enero 2010 Sin Comentarios

¿Quieres más?

  • Puedes echar un vistazo a nuestro listado de clínicas estéticas para encontrar el tratamiento adecuado para ti.
Deja un comentario !

Queremos saber tu opinión y por eso te animamos a que dejes un comentario en este artículo. Luego puedes suscribirte a él vía RSS.

Por favor, cuida tu ortografía. Cualquier comentario utilizado para hacer spam será eliminado.

You can use these tags:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>