El síndrome de la fatiga crónica

El síndrome de la fatiga crónica es una enfermedad que tiene unos síntomas parecidos a los de la fibromialgia, por lo que en muchas ocasiones se pueden llegar a confundir.

Las personas que padecen el síndrome de la fatiga crónica se sienten realmente cansadas, de forma continua sin mejorías y que no mejora durmiendo o descansando y no es causa de forma directa por otra enfermedad. Además, los síntomas de este síndrome también tienen algunas similitures con los síntomas de la gripe y algunas enfermedades virales.

Síntomas

Los síntomas son dolores musculares, dolor de cabeza, cansancio extremo que impide que se puedan realizar otro tipo de actividades, además, todos estos síntomas se han dado durante el período de seis o más meses. Si esto es así, lo más probable es que padezca el síndrome de la fatiga crónica.

Aunque hay muchos más síntomas, como seguir cansado 24 horas después de haber realizado un ejercicio relativamente sencillo, seguir cansado después de haber dormido ocho horas o más, en ocasiones puede haber faltas de memoria y falta de capacidad para concentrarse, problemas de confusión, dolor en las articulaciones pero estas no están hinchadas ni enrojecidas, posible dolor de garganta, migrañas que no se parece a las que se hayan podido tener en otro momento, irritabilidad frecuente, fiebre leve constante, fiebre leve o sensibilidad en la zona de los ganglios linfáticos del cuello o de las axilas.

En realidad la fatiga crónica es un síntoma que se puede presentar en muchas enfermedades diferentes, sobre todo en las enfermedades mentales, mientras que el síndrome de la fatiga crónica y la encefalomielitis miálgica son dos enfermedades que tienen el mismo diagnóstico por sus grandes similitudes.

En el síndrome de la fatiga crónica también tienen un papel importante la edad, las enfermedades previas, el nivel de estrés, la herencia genética, así como los factores ambientales. Los datos muestran que tiene lugar con más frecuencia en las mujeres que se encuentran entre 30 y 50 años.

Tratamientos en investigación

Actualmente no existe una cura para este síndrome de fatiga crónica, pero el objetivo de algunos tratamientos es aliviar los síntomas para que las personas que padecen esta enfermedad puedan hacer su vida normalmente y el cansancio no repercuta en su vida, ya que en algunos casos el síndrome de fatiga crónica puede incluso llegar a provocar un estado de depresión y ansiedad en las personas que la padecen.

El tratamiento en sí consistiría en una combinación de diferentes técnicas como por ejemplo una alimentación mucho más saludable, con una dieta sana y equilibrada, técnicas para aprender a manejar el sueño, medicamentos para reducir los posibles dolores, molestias o la fiebre que pueda sentir el afectado, así como ansiolíticos o antidepresivos para las personas que lo necesiten, también en algunos pacientes podría necesitarse una terapia de tipo cognitiva-conductual (TCC) y de ejercicio gradual. Se intentará que los afectados tengan una vida social mucho más activa, de esta forma podrían sentirse mucho más animados a hacer cosas y salir de casa.

En algunos casos se han observado que algunos fármacos podrían causar reacciones adversas o efectos secundarios que serían incluso peores que los propios síntomas del síndrome de la fatiga crónica. No siempre que se tengan los síntomas anteriormente citados se ha de padecer el síndrome de la fatiga crónica, se excluiría si se tiene una enfermedad que se podría sospechar que es la causa de este cansancio, si se tiene depresión psicótica, bipolaridad, demencia, anorexia, bulimia nerviosa, se ha abusado de alcohol o drogas o se tiene una obesidad severa, estos síntomas tendrían otros motivos y no se trataría de fatiga crónica.

Aunque no haya cura para este síndrome, si es cierto que hay algunos pacientes que después de seis meses o un año mejoran o se recuperan de ello completamente. Sin embargo, si no se encuentra dentro del grupo anteriormente citado pero tiene varios síntomas del síndrome de fatiga crónica visite a su médico para que le haga una revisión y se salga de dudas lo antes posible.

Para prevenir este síndrome tome algunas medidas y cuídese, reduzca el estrés en su vida, no haga ejercicio en exceso y mejore sus hábitos de sueño.

El síndrome de la fatiga crónica
1 (20%) 1 vote
Si te gustó este artículo te animamos a que lo compartas en tu Facebook, Twitter o Google +1 para que llegue a más personas. También te recomendamos que dejes un comentario si tienes alguna duda.

Lee más sobre: Depresión

Etiquetas: , ,
25 julio 2012 Sin Comentarios

¿Quieres más?

  • Puedes echar un vistazo a nuestro listado de clínicas estéticas para encontrar el tratamiento adecuado para ti.
Deja un comentario !

Queremos saber tu opinión y por eso te animamos a que dejes un comentario en este artículo. Luego puedes suscribirte a él vía RSS.

Por favor, cuida tu ortografía. Cualquier comentario utilizado para hacer spam será eliminado.

You can use these tags:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>