El tabaco en la mujer, problemas y tratamientos

Muchos son los estudios que han afirmado que a las mujeres les cuesta mucho más dejar de fumar que a los hombres porque nosotras somos más propensas a tener un alto nivel de estrés, ansiedad o depresión, y por lo tanto es más difícil abandonar el vicio.

Es importante decir que es necesario dejar de fumar, fumar supone un factor de riesgo a la hora de desarrollar diferentes tipos de cáncer de pulmón, boca, garganta, laringe, estómago, enfermedades pulmonares como enfisema o bronquitis crónica, leucemia y enfermedades periodontales.

Es mucho más fácil que las mujeres fumadoras padezcan cataratas, aterosclerosis o menopausia prematura, incluso que tengan más problemas a la hora de quedar embarazadas, porque disminuye la fertilidad.

Las mujeres fumadoras también serán más propensas a que se le forme un coágulo sanguíneo en el organismo, o que se tenga problemas de diabetes.

En cuanto a los problemas estéticos, son más que evidentes, tus dientes estarán amarillentos, e incluso con el paso del tiempo pueden volverse negros y caerse, tendrás manchas amarillas en dedos y uñas, tendrás mal aliento y además tendrás más arrugas en la piel. Las fumadoras también pueden tener unas menstruaciones más irregulares y dolorosas.

Complicaciones con el embarazo y la menopausia debido al tabaco

Antes de los 30 años es la edad perfecta para dejar de fumar. Eres joven, eres fértil y si quieres quedarte embarazada, lo mejor es que dejes el tabaco cuanto antes.

Las mujeres que fuman durante el embarazo tendrán más probabilidades de tener un embarazo con placenta previa, con desprendimiento prematuro de la placenta, de tener un bebé que nazca con un peso demasiado bajo o incluso que tenga dañados los pulmones porque no se hayan desarrollado correctamente.

Además, las mujeres que toman anticonceptivos y fuman corren muchos más riesgos. Si tienes entre 30 y 50 años has de saber que puede que la menopausia se te adelante si fumas, esto es porque las fumadoras no tienen la protección de los estrógenos, ya que el tabaco hace que su número disminuya. Si se deja de fumar en esta franja de edad podrás prevenir enfermedades cardiovasculares y tu sistema óseo. Para las mujeres que tienen más de 55 años es importante que sepan que nunca es tarde para abandonar el vicio, pues la calidad de vida cuando se abandona el consumo de los componentes del tabaco mejora considerablemente.

Es recomendable que las mujeres dejen el tabaco si están pensando en quedar embarazadas, así no sentirás ese estrés y nerviosismo mientras te encuentres en estado. Si no es posible, es necesario que rebajes considerablemente la cantidad de cigarros que fumas al día, habla de ello con tu ginecólogo para llegar a un acuerdo. Sin embargo, plantéate dejar el tabaco, son muchos los métodos para conseguirlo. Existe un método de cinco pasos que como máximo quince minutos llamado “las cinco A”.

Es mucho más fácil que una mujer deje el tabaco si ya ha intentado dejar de fumar con anterioridad, si se tiene una pareja que no fume o se encuentra en un ambiente en el que la gente de su alrededor no fume o fume muy poco, o si se cuenta con un gran apoyo familiar.

Ayuda del especialista

Cuando finalmente te hayas decidido a dejar de fumar acude a un especialista para que te ayude, es imprescindible que él te explique los pasos a seguir y además como conseguir lograr la meta. Además, has de tener en cuenta que lo más importante es que tú misma te encuentres motivada para lograrlo, lo peor serán los primeros días, que es cuando tu mente y tu cuerpo echarán de menos más que nunca la falta de nicotina en tu organismo.

Cuando te sientas muy nerviosa y tengas “mono”, haz ejercicios de relajación, haz ejercicio físico, o haz cualquier tarea que te guste y te distraiga. Es importante no pensar en el tabaco. Seguro que hablar con otras personas que han pasado por lo mismo te ayudará.

Seguro que cuando dejes el tabaco notarás rápidamente los beneficios si despejas tu mente y apartas el tabaco de ella. Físicamente estarás mejor, alejarás enfermedades de ti, tendrás mayor rendimiento físico a la hora de hacer deporte, ahorrarás dinero, saborearás mejor las comidas y percibirás mucho mejor todos los olores que te rodean.

Califica este artículo
Si te gustó este artículo te animamos a que lo compartas en tu Facebook, Twitter o Google +1 para que llegue a más personas. También te recomendamos que dejes un comentario si tienes alguna duda.

Lee más sobre: Dejar de fumar

Etiquetas: , ,
23 Julio 2012 Sin Comentarios

¿Quieres más?

  • Puedes echar un vistazo a nuestro listado de clínicas estéticas para encontrar el tratamiento adecuado para ti.
Deja un comentario !

Queremos saber tu opinión y por eso te animamos a que dejes un comentario en este artículo. Luego puedes suscribirte a él vía RSS.

Por favor, cuida tu ortografía. Cualquier comentario utilizado para hacer spam será eliminado.

You can use these tags:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>