La mujer y el VIH

A finales de 2011 se estimaba que de los 34 millones de adultos que viven en todo el mundo con VIH y SIDA, más de la mitad son mujeres. La epidemia mundial del VIH ha tenido un impacto singular sobre las mujeres, quienes han visto agravados su papel en la sociedad debido a su vulnerabilidad a la infección por VIH.

Por lo general las mujeres están en mayor riesgo dentro de la transmisión heterosexual del VIH. Biológicamente, las mujeres tienen dos veces más probabilidades que los hombres de infectarse por VIH a través del coito heterosexual y sin protección. En muchos países las mujeres tienen menos probabilidades debido a su incapacidad de negociar el uso del condón y tienen mayores probabilidades de ser sometidas a relaciones sexuales no consentidas.

Millones de mujeres han sido indirectamente afectadas por la epidemia del VIH y el SIDA. El papel de la maternidad en las mujeres significa que tienen que lidiar con cuestiones tan serias como la transmisión del VIH de madre a hijo. La responsabilidad de cuidar a los enfermos de SIDA y los huérfanos que va dejando la epidemia es también una cuestión que tiene un efecto mucho mayor en las mujeres.

Existen una serie de acciones que se pueden realizar con el fin de reducir la carga que tiene la epidemia entre las mujeres. Estas acciones incluyen la promoción y protección de los derechos humanos de las mujeres, el aumento de la educación y la concientización entre las mujeres y fomentar el desarrollo de nuevas tecnologías preventivas como la profilaxis post-exposición y los microbicidas.

A nivel mundial, el VIH/SIDA es la causa principal de muerte entre mujeres en edad reproductiva. El porcentaje de féminas que viven con VIH/SIDA puede variar entre diferentes partes del mundo de manera significativa. En zonas como Europa y Oceanía, las mujeres representan una proporción relativamente baja entre las personas infectadas por VIH. Sin embargo, en regiones como el África subsahariana y el Caribe, el porcentaje es significativamente mayor.

¿Cómo afecta la epidemia del VIH/SIDA a las mujeres?

En áreas donde no existen instalaciones adecuadas para cuidados paliativos, cuando una persona se enferma de SIDA la atención suele ser responsabilidad de la mujer. En África, por ejemplo, dos tercios de todos los cuidadores de personas que viven con VIH/ SIDA son mujeres. Esta prestación de cuidados se realiza además de muchas otras tareas que realizan las mujeres dentro del hogar, como cocinar, limpiar y cuidar a los niños y los ancianos, etc.

El cuidado de los padres enfermos, niños o esposos no es remunerado y puede aumentar la carga de trabajo de una persona hasta tres veces más. Las mujeres a menudo tienen dificultades para generar ingresos económicos, mientras están al cuidado de un enfermo y por lo tanto, muchas familias afectadas por el VIH/SIDA sufren de una pobreza cada vez mayor. En algunas zonas del África subsahariana, donde los medios de subsistencia de una familia se basan en la siembra y cosecha de los cultivos, la muerte de uno de los agricultores puede llevar a la hambruna extrema.

La epidemia del VIH/SIDA también afecta a las niñas y mujeres de edad avanzada. A menudo en hogares donde ambos padres están enfermos de VIH/SIDA, la responsabilidad del cuidador principal es asumida por una hija, incluso si esto significa que deba faltar a la escuela. Si los dos padres mueren, entonces tienden a ser las abuelas, tías o primas las que a continuación se ocupan de los huérfanos.

Las mujeres y los niños

La transmisión del VIH madre a hijo (TMH) es un tema que afecta directamente a las mujeres y al mismo tiempo aumenta la propagación del VIH. La transmisión vertical ocurre cuando una mujer VIH positiva transmite el virus a su bebé durante el embarazo, el parto o la lactancia. ONUSIDA dice que a finales de 2009 se estimaba que habían 2,5 millones de niños (menores de 15 años) viviendo con VIH, la mayoría de los cuales fueron infectados por sus madres. Sin el tratamiento adecuado, un gran número de estos niños no llegan a la adultez.

Aunque existen fármacos que pueden reducir las posibilidades que un niño sea infectado de VIH por su madre desde un 40% hasta menos del 2% de posibilidades, estos no están disponibles en muchas partes del mundo. En los últimos años las empresas farmacéuticas han reducido significativamente el precio de los fármacos como la Nevirapina y el AZT, que ayudan en la prevención de la transmisión materna infantil del VIH en los países en desarrollo. Sin embargo, debido a la escasez de recursos humanos y pobres infraestructuras, muchas mujeres todavía no reciben estos medicamentos.

La mujer y el VIH
Califica este artículo
Si te gustó este artículo te animamos a que lo compartas en tu Facebook, Twitter o Google +1 para que llegue a más personas. También te recomendamos que dejes un comentario si tienes alguna duda.

Lee más sobre: Ginecología

Etiquetas: , ,
3 julio 2012 Un Comentario

¿Quieres más?

  • Puedes echar un vistazo a nuestro listado de clínicas estéticas para encontrar el tratamiento adecuado para ti.
  • Bitacoras.com said:

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: A finales de 2011 se estimaba que de los 34 millones de adultos que viven en todo el mundo con VIH y SIDA, más de la mitad son mujeres. La epidemia mundial del VIH ha tenido un impacto singular sobre las mujeres, quienes han……

Deja un comentario !

Queremos saber tu opinión y por eso te animamos a que dejes un comentario en este artículo. Luego puedes suscribirte a él vía RSS.

Por favor, cuida tu ortografía. Cualquier comentario utilizado para hacer spam será eliminado.

You can use these tags:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>