Parto natural

Cuando llegan las 36 semanas de embarazo el bebé está listo para nacer.

El proceso que se realiza para que el bebé nazca se lo denomina parto. Existen dos tipos de parto, parto por cesárea y parto natural. Además también existen varias técnicas que se utilizan para que disminuya el dolor y las molestias durante el parto.

El parto por cesárea muchas veces es elegido por las mujeres, ya que tienen miedo al parto natural (parto vaginal), en otros casos éste es necesario realizarse para beneficiar la salud de la mamá y del bebé. Este tipo de parto es una operación quirúrgica, en la que se realiza una incisión para retirar al bebé del útero.

El parto natural (también llamado parto normal o parto vaginal), es aquel que en el que el bebé nace por la vágina de la mujer. Es un proceso natural en la que no intervienen los médicos, sino que se realiza por si solo en el cuerpo de la mujer y con ayuda del bebe. Los médicos están allí para controlar que todo se encuentre en perfecta condiciones, tanto la salud del bebé y la de la mamá, además para ayudar y facilitar el proceso, tranquilizando y dando instrucciones a la madre, pero la mayor parte del trabajo es realizado por la madre.

Parto natural y cesárea

La diferencia entre el parto natural y la cesárea es que el cuerpo de la mujer está totalmente preparado para realizar este proceso y recuperarse en tan solo 24 horas, sin tener ningún problema ni riesgo. En cambio la mujer que le realizaron la cesárea es dada de alta después de 4 días y su recuperación es más dolorosa e incómoda.

Igualmente no todas las mujeres tienen el mismo pensamiento sobre el parto natural y el de cesárea, por eso mismo ellas deciden cual procedimiento realizar para el nacimiento de su hijo.

En el parto natural la mujer está totalmente despierta y consciente y colabora en todo momento. Como no se emplea anestesia ni medicamentos es ella misma quien se concentra y se mantiene relajada. Se permite la presencia de un ser querido durante el parto hasta puede tomarle la mano durante el proceso. Este puede ser el marido, el padre, la madre, un amiga, etc, para que éste le brinde compañía y seguridad.

¿Cuáles son los beneficios y ventajas de tener un parto natural?

  • La primera ventaja es que los riesgos son menores.
  • Permite que la madre esté consciente y participe.
  • La recuperación es rapidísima.
  • A las 24 horas recibe el alta.
  • Apenas nace el bebé ya tiene contacto con la madre.
  • Es más económico. El costo de un parto normal es mucho menor, ya que no se emplean anestesia ni medicamentos y la estadía en la clínica u hospital es corta. El dinero puede ser utilizado para otros objetos para el bebé.
  • La mujer puede elegir la posición en la que se sienta más cómoda para dar a luz.

Existen profesionales que dictan clases y ayudan a que las mujeres estén preparadas para tener un parto normal. Es muy importante asistir a las clases de preparación, ya que en estas enseñarán a respirar correctamente, a colocarse en posición correcta, a saber concentrarse y mantenerse relajada durante todo el parto.

El curso lo debes comenzar mas tardar en la semana nº 30 del embarazo. Este curso tiene una duración de aproximadamente 7 semanas y dura dos horas cada semana. Estos cursos son altamente recomendados para ayudar a la madre a vencer todos los miedos de un parto natural, además las clases son muy divertidas y entretenidas.

Foto: Flickr

Preparación para el parto natural

Una vez que has tomado la decisión de dar a luz de forma natural, tienes que prepararte para todo lo que conlleva: la clínica donde realizarlo, conocer al personal que te atenderá, tomar clases preparto, etc.

Lo primero que debes tener en cuenta es que debes plantearle tus deseos a tu médico para que él te asesore sobre el procedimiento, las posibles complicaciones y todas las instrucciones que necesites para el parto. De todas maneras, siempre estás a tiempo de arrepentirte y pedir una anestesia cuando estés en el hospital, no lo olvides.

Una vez en el hospital, te será asignada una matrona que cuidará de ti en todo momento y te explicará lo que tienes que hacer, cómo respirar y la posición que tienes que adoptar. Confía en su preparación.

Siempre es bueno tener a alguien cercano a tu lado. Normalmente tu pareja entrará contigo en la sala de partos, pero sino, solicita que alguien entre contigo para darte compañía y ánimos.

Cursos preparto

Los cursos de preparto son esenciales para conocer cómo de desarrollará todo, te enseñará técnicas para afrontar el dolor y para entender todo el procedimiento. Son muy recomendables, aunque algunas mamás piensen que son una pérdida de tiempo.

Es muy importante recodar que, por muy bien preparada y sana que estés, pueden surgir complicaciones que requieran una intervención médica o algún medicamento para el dolor o que el parto dure mucho más de lo previsto en un principio. Debes ser consciente de ello.

Una vez asimilada toda esta información, te vamos a presentar una serie de técnicas comunes para afrontar el dolor y el parto en general.

Los ejercicios de respiración y visualización

La mayoría de las clases de preparación te enseñan técnicas de respiración y visualización. Junto con tu pareja, debéis practicar pautas de respiración y en ocasiones, a hacer ejercicios de visualización para ayudarte a afrontar el dolor.

Otra técnica eficaz es la relajación progresiva o controlada, mediante la que se libera la tensión centrándose en un músculo en particular, contrayendo y relajando la zona hasta que su movimiento se vuelve lo más suave posible.

Si alguna vez has estudiado yoga, un arte marcial o meditación, es posible que estés familiarizada con las prácticas de respiración que se usan en los partos.

El apoyo físico y emocional

Tener a alguien a tu lado que se comprometa a darle tranquilidad emocional, así como ayudarte a estar tan cómoda como sea posible puede reducir tu ansiedad y tu nivel de estrés durante un parto natural.

Algunos estudios demuestran que las mujeres que cuentan con apoyo profesional continuo son menos propensas a necesitar medicamentos para controlar el dolor durante, tienden a tener partos más cortos y cuentan con más probabilidades de tener un parto vaginal normal que las que no tienen ese apoyo. Además, contar con algún familiar o con tu pareja durante el proceso ayudará a mantenerte tranquila.

La posición y el movimiento

Existen una serie de posiciones que ayudan a manejar mejor el dolor durante el parto. Hay mujeres que se encuentran muy a gusto sentadas, apoyadas sobre una pelota, en cuclillas o a cuatro patas. Puedes ir probando cuál es la que mejor te viene hasta que la encuentres.

Otra mujeres, sin embargo, lo que encuentran reconfortante es el movimiento. Por ejemplo, puedes dar pequeños paseos por el pasillo o mecerte en una mecedora. El movimiento puede aliviar los nervios, la ansiedad y el dolor.

Durante la etapa de expulsión, una posición vertical puede ayudar a su bebé a salir más fácilmente y una de cuclillas o de rodillas puede ayudar a abrir la salida de la pelvis. Siéntete libre de probar todas las variedades de posiciones y se colocarte en la que te haga sentir más cómoda.

El masaje, el tacto y la terapia de frío/calor

El masaje promueve la relajación, alivia la tensión muscular y puede reducir la percepción del dolor durante el parto. Pide sin miedo a tu acompañante que te de un masaje, tan fuerte como lo necesites y seguro que te sientes aliviada.

Muchas mujeres también se sienten mejor cuando usan compresas o bolsas de agua caliente en la zona baja de la tripa para ayudar a la relajación muscular. Otras prefieren bolsas de frío o una combinación de frío y calor. Vale la pena probar, pero asegúrate de proteger la piel que va a estar en contacto con la fuente de frío o de calor.

Otras terapias

Existen también otras terapias para el control del dolor como la hidroterapia o la acupuntura que las más aventureras deciden utilizar. Realmente funcionan, pero es necesario el uso de equipos y personal muy cualificado para someterse a ellas. No obstante, si te interesan busca centros en los que puedan ayudarte.

Parto natural
Califica este artículo
Si te gustó este artículo te animamos a que lo compartas en tu Facebook, Twitter o Google +1 para que llegue a más personas. También te recomendamos que dejes un comentario si tienes alguna duda.

Lee más sobre: Embarazo

Etiquetas: , , , ,
20 abril 2012 2 Comentarios

¿Quieres más?

  • Puedes echar un vistazo a nuestro listado de clínicas estéticas para encontrar el tratamiento adecuado para ti.
  • Parto por cesárea said:

    […] 9 meses meses del embarazo es tiempo de que el bebé nazca, el nacimiento del niño puede ser por parto natural o por […]

  • Parto con epidural said:

    […] de recibir esta información podrás decidir si deseas tener un parto sin dolor o un parto natural sin anestesia. La epidural es una ayuda pero hay mujeres que prefieren evitarlas y vivir un parto […]

Deja un comentario !

Queremos saber tu opinión y por eso te animamos a que dejes un comentario en este artículo. Luego puedes suscribirte a él vía RSS.

Por favor, cuida tu ortografía. Cualquier comentario utilizado para hacer spam será eliminado.

You can use these tags:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>