Preeclampsia durante el embarazo

A lo largo del embarazo la mujer se puede ver afectada por una serie de cambios hormonales en el organismo. Además, en muchas ocasiones las embarazadas suelen padecer alguna de las enfermedades más comunes en el embarazo (Diabetes gestacional, preeclampsia, etc).

Hay que tener en cuenta que en el embarazo se ha de tener un control riguroso sobre el feto y la mamá puesto que si se dan ciertas enfermedades no causarán daños colaterales en ninguno de los dos y todo saldrá bien.

A partir de las 20 semanas aproximadamente, pueden desarrollarse más las enfermedades o alteraciones metabólicas, conforme crece el feto va demandando más y se van produciendo ciertas carencias o ciertos desniveles en sangre.

Por tanto hay que llevar un control exhaustivo, con las revisiones en ginecología, ecografías, tocólogos, etc.

En este apartado haremos referencia a la Pre-eclampsia, se suele dar aproximadamente a partir de las veinte semanas.

¿Qué causa la preeclampsia?

Esta enfermedad, si no se trata, puede perjudicar tanto al feto como a la madre. Si se diagnostican ciertos síntomas a la mujer embarazada es conveniente hacerle un cultivo y mirarle la tensión a la misma, puesto que la tensión alta, proteínas en la orina, dolores de cabeza o edemas pueden ser una premonición de una preeclampsia.

Las causas por las que se puede padecer una preeclampsia son desconocidas, pero sí que tiene algo que ver el sobrepeso que ha cogido la embarazada, por tanto es recomendable tener una dieta sana y saludable y no llegar a alcanzar un peso muy exagerado, ya que eso puede generar tensión alta y una preeclampsia.

La única solución para la embarazada y el bebé ante esta inconveniencia es dar a luz, para que todo se estabilice y que no corran peligros ninguno de los dos.

Tratamiento para la preeclampsia

Si ya ha pasado de la semana 37 se provocará el parto y tratarán así de erradicar la preeclampsia y evitar riesgos posteriores.

Pero en el caso de que el bebé pudiese ser prematuro o no estuviese lo suficientemente formado para nacer se trataría de estabilizar la preeclampsia siguiendo unos controles médicos, bebiendo mucha agua más de la habitual y posicionándose de reposo sobre el lado izquierdo del cuerpo (ya que este lado permite una mejor oxigenación para las embarazadas y a su vez para sus bebés).

En caso de que sea prematuro y no se pudiese controlar la preeclampsia con medicamentos, se trataría de inyectar la medicación para madurar los pulmones del bebé y proceder al parto, para que no se creen complicaciones graves ni para la embarazada ni para su bebé.

El problema de la preeclampsia en el sistema inmunitario y referente al bebé es que no permite que llegue la sangre a los órganos principales por tanto se puede crear que no lleguen los alimentos al bebé o el oxígeno de una forma normal, y por tanto se ha de tener un control importante sobre la embarazada que tenga síntomas de poder tenerlo sobre todo a partir de las 20 semanas.

También es importante saber que cuanto antes se dé la preeclampsia más se puede agravar la situación y tendrán que proponer el parto en una semana adecuada si no da muchas complicaciones, pero tendrán que mantener un control y un tratamiento para la presión con la embarazada, tenerla controlada referente a que no suba en exceso de peso y otros métodos para tratar de aguantar al bebé y a la embarazada bien, hasta un tiempo prudencial para dar a luz.

La preeclampsia puede derivar en el síndrome hellp, se suele dar una vez después del parto y eso agrava aún más la circulación de la sangre hacia los órganos por lo que provoca más complicaciones tras la preeclampsia.

De todas maneras tener hipertensión en el embarazo no da caso a una preeclampsia, hay que diferenciarla y saber que para que haya preeclampsia se debe dar hipertensión arterial, edemas, dolores de cabeza y principalmente que hayan proteínas en la orina. Estos sucesos se pueden dar normalmente en el embarazo individualmente (exceptuando las proteínas en la orina) y no padecer preeclampsia, simplemente son situaciones que se dan en el embarazo y que para tener esta enfermedad se deben dar todas juntas, teniendo en cuenta principalmente las proteínas en la orina, que eso ya confirma una preeclampsia y es donde se debe determinar de qué tipo y cómo actuar ante ella.

Lo más importante es que sigas los controles rutinarios de tu embarazo y evitar de esa manera las posibles complicaciones que puedan darse. Si eres una mujer embarazada y sientes esos síntomas, acude cuanto antes a tu médico para que te revise bien y te derive al especialista correspondiente.

Califica este artículo
Si te gustó este artículo te animamos a que lo compartas en tu Facebook, Twitter o Google +1 para que llegue a más personas. También te recomendamos que dejes un comentario si tienes alguna duda.

Lee más sobre: Embarazo

Etiquetas: , ,
28 Octubre 2012 Sin Comentarios

¿Quieres más?

  • Puedes echar un vistazo a nuestro listado de clínicas estéticas para encontrar el tratamiento adecuado para ti.
Deja un comentario !

Queremos saber tu opinión y por eso te animamos a que dejes un comentario en este artículo. Luego puedes suscribirte a él vía RSS.

Por favor, cuida tu ortografía. Cualquier comentario utilizado para hacer spam será eliminado.

You can use these tags:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>