¿Cómo prevenir el dolor de oídos?

Aunque parezca increíble, con frecuencia desconocemos los cuidados correctos más básicos para cuidar este delicado sentido.

Es curioso saber que las especies animales que gozan de un sentido del oído más agudo no necesitan de estos cuidados específicos, por lo que es lícito pensar que en la mayoría de los casos nos excedemos y podemos incluso provocarnos daños en los oídos al intentar cuidarlos y asearlos. Simplemente debemos conocer cómo hacerlo.

El error de utilizar bastoncillos

Una de las prácticas más habituales de la higiene diaria del oído es la utilización de los bastoncillos. ¿Sabías que puede ser bastante dañina? Su uso contribuye a reubicar el cerumen, es decir, la grasa natural que se produce en esta zona, y colocarlo en el interior del oído, donde se empieza a acumular y puede hacerlo en una cantidad demasiado considerable, lo que puede ocasionar tarde o temprano un malestar (tapones, infecciones, etc).

Ahora bien, la utilización de estos bastoncillos de algodón no es perjudicial si nos centramos en limpiar simplemente el pabellón auditivo externo.

Además, algunas personas tienen por costumbre meterse objetos tipo bolígrafos o lápices mientras realizan sus quehaceres diarios. Los niños llegan incluso a meterse, jugando o por explorar las consecuencias, objetos que pueden dañar este órgano.

La insistencia en estas prácticas o hacerlo con la suficiente fuerza, puede conducir en última estancia a romper una de las delicadas membranas interiores, lo que produce un dolor insoportable de manera inmediata y la inevitable visita al doctor. Debemos evitar por todos los medios seguir teniendo estos gestos.

Lavado de oídos

Contrariamente a lo que se pueda pensar, la higiene y el lavado del oído no requieren otra cosa que agua o una toallita húmeda. Ni siquiera es necesario el uso de jabón, cuyos residuos pueden quedar en los conductos y puede resultar contraproducente. Basta con tomar el paño y ayudarse delicadamente con uno de los dedos para limpiarlos. Es algo que podemos realizar diariamente en la ducha, luego los secamos con una toalla y listo.

También es recomendable acudir cada cierto tiempo al médico para que haga una inspección del estado de tus oídos, y recomendarte un lavado interno si ve que tienes demasiado cerumen o que tienes probabilidades de que se te haga un tampón. Estas limpiezas internas se realizan con agua a presión y no son nada dolorosas, solo te recetarán unas gotas para que te las pongas los días previos y que el cerumen para que el cerumen se haga más blando y le cueste menos esfuerzo salir.

Factores que causan el dolor de oídos

Otra de las causas de los dolores de oído u otitis son los ruidos excesivos o muy altos. En una sociedad tan ruidosa como la nuestra, lo que precisamente debemos evitar son esos ruidos espantosos que tanto daño pueden hacer a nuestros oídos.

A largo plazo, sus oídos disfrutarán de una mejor salud si evita la música muy alta o los coches que causan demasiado ruido, por ejemplo. También podemos evitar los lugares con ruidos excesivos y cuando sea inevitable acudir a ellos, utilizar aparatos que reduzcan los sonidos agudos. Nuestros oídos, además de permitirnos escuchar lo que nos rodea, nos ayudan a ubicarnos donde nos encontramos y nos brindan el sentido del equilibrio, por lo tanto debemos cuidarlos.

Otro gesto que repetimos con gran frecuencia y que resulta bastante nocivo es aguantar el aire para evitar que salgan los mocos cuando estamos con la gripe o resfriados. Esta práctica provoca una presión interna que aumenta el dolor en los ya de por sí hinchados y molestos oídos. Debemos usar el aire precisamente para lo contrario, es decir, para desalojar los mocos y eliminarlos.

El estrés es otro factor que produce dolor de oído, amén de otras dolencias comunes. Cuando este factor emocional afecta a nuestros oídos, nos diagnostican “oído estresado”. Curioso ¿verdad?

Según la especialista en otorrinolaringología Carmen La Fuente, “el estrés genera una actividad muscular muy acentuada que de manera indirecta se relaciona con problemas que se generarían en el oído, debido a una contractura muscular, que estimula los músculos de la masticación, relacionados con el oído por la proximidad de ambos, el cual al contraerse genera diferentes molestias, entre ellas dolor de oído”.

Como es obvio, esta dolencia puede empeorar e incluso provocar efectos severos en la audición si los niveles de estrés no se controlan. Esta experta, además, comentó que, entre otras, acciones como masticar hielo, chirriar los dientes (síndrome conocido como bruxismo) o morder lápices, son causas de molestias y dolores de oído.

“El oído se relaciona con la parte masticatoria porque ambos comparten músculos y también vías neurológicas. En ese sentido, el oído está compuesto por la oreja, el conducto auditivo, la membrana del tímpano y el oído medio, por el cual se comunican el oído interno con el externo”, explicó la experta, detallando así que en todo este sistema se encuentran músculos, ligamentos, y articulaciones.

Resaltó también que el estrés ocasiona que los músculos se contraigan, lo que en algún caso podría incluso llegar a provocar los temidos tinitus, que son ruidos y sensación de oído tapado.

Evitando estas prácticas nocivas nuestros oídos gozarán de una mejor salud y evitaremos los molestos dolores de oídos y todo lo que ello conlleva.

¿Cómo prevenir el dolor de oídos?
2.5 (50%) 2 votes
Si te gustó este artículo te animamos a que lo compartas en tu Facebook, Twitter o Google +1 para que llegue a más personas. También te recomendamos que dejes un comentario si tienes alguna duda.

Lee más sobre: Medicina General

Etiquetas: , , ,
18 Mayo 2012 Un Comentario

¿Quieres más?

  • Puedes echar un vistazo a nuestro listado de clínicas estéticas para encontrar el tratamiento adecuado para ti.
  • Bitacoras.com said:

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Aunque parezca increíble, con frecuencia desconocemos los cuidados correctos más básicos para cuidar este delicado sentido. Es curioso saber que las especies animales que gozan de un sentido del oído más agudo no necesit……

Deja un comentario !

Queremos saber tu opinión y por eso te animamos a que dejes un comentario en este artículo. Luego puedes suscribirte a él vía RSS.

Por favor, cuida tu ortografía. Cualquier comentario utilizado para hacer spam será eliminado.

You can use these tags:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>