Propiedades saludables del ajo

Casi con toda seguridad no existe una planta medicinal más conocida y estudiada que el ajo. Ha sido utilizado desde tiempos inmemoriales en numerosas y variadas formas. Desde la antigüedad, el ajo es bien conocido y apreciado como un alimento de sabor característico. Utilizado en las comidas y como planta medicinal por sus múltiples beneficios para la salud.

Un poco de historia sobre el ajo

Ya en el antiguo Egipto se incluyó en los tratados medicinales para combatir el dolor de cabeza, picaduras de insectos y los dolores musculares en los esclavos que construían las pirámides. En la antigua Roma era bien conocido como complemento culinario, pero más que como para dar sabor en la cocina, era conocido por sus propiedades antiparasitarias y antisépticas.

La forma en que se prepara y se ingiere el ajo es importante para lograr estos beneficios. El ajo crudo y el cocido poseen diferentes propiedades medicinales, es decir, algunos de los efectos del ajo se producen con mayor efectividad ingiriendo ajo crudo, mientras que otros se logran igual o mejor ingiriendo ajo cocido.

Propiedades del extracto de ajo añejado

El ajo nos proporciona, entre muchos otros nutrientes, unos compuestos azufrados que son los encarados de darle el olor y sabor característicos. Estos compuestos también son los responsables de numerosos beneficios sobre la salud del corazón. Aunque para muchas personas esto es razón para despreciarlo.

En el mercado existen numerosas presentaciones del ajo, pero únicamente el extracto de ajo añejado nos asegura los beneficios de ajo sin efectos indeseables (como el mal sabor). El añejado es un proceso de veinte meses de duración en los que los bulbos de cultivo orgánico se rebanan a láminas y se ponen a macerar en unos estanques de acero inoxidable. Durante este tiempo se modifican todos aquellos componentes que le dan el sabor y olor característicos al ajo, y se convierten en otros compuestos azufrados sin olor pero con una potente actividad.

De entre las funciones del ajo sobre la salud de nuestro sistema cardiovascular están la reducción de los niveles de colesterol en sangre, la mejora de la circulación periférica y la disminución de la hemocisteína, un compuesto cuyos niveles elevados están relacionados con las enfermedades cardiovasculares. Pero el ajo no solamente nos proporciona beneficios sobre la salud cardiovascular, sino que además tiene un elevado poder antioxidante. Como resultado del ejercicio, nuestras células producen unas sustancias de desecho, unos residuos llamados radicales libres, que al acumularse producen daño celular. Uno de los órganos que se ve más afectado por el exceso de estas moléculas oxidantes es el hígado.

En resumen, el extracto de ajo añejado nos proporciona todos los beneficios del ajo pero sin el olor ni el sabor que a algunas personas les resultan desagradables. Numerosos estudios verifican que actúa como antiséptico, regula el flujo sanguíneo y reduce el colesterol, además de proteger el organismo de los radicales libres y desintoxicar el hígado.

Propiedades saludables del ajo
Califica este artículo
Si te gustó este artículo te animamos a que lo compartas en tu Facebook, Twitter o Google +1 para que llegue a más personas. También te recomendamos que dejes un comentario si tienes alguna duda.

Lee más sobre: Nutrición

Etiquetas: ,
15 febrero 2010 Sin Comentarios

¿Quieres más?

  • Puedes echar un vistazo a nuestro listado de clínicas estéticas para encontrar el tratamiento adecuado para ti.
Deja un comentario !

Queremos saber tu opinión y por eso te animamos a que dejes un comentario en este artículo. Luego puedes suscribirte a él vía RSS.

Por favor, cuida tu ortografía. Cualquier comentario utilizado para hacer spam será eliminado.

You can use these tags:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>