Cómo realizar un masaje facial

El ser humano tiene músculos en todo el cuerpo, pero estos músculos cuando pierden su firmeza se vuelven flácidos y la zona luce exteriormente muy antiestética. Por eso es que las personas realizan ejercicios físicos para mejorar el aspecto de los músculos de las piernas, los brazos, los glúteos, el abdomen etc. Los ejercicios sirven para tonificar esos músculos y que el cuerpo luzca firme y más joven.

El rostro también esta compuesto por músculos y éstos, como los demás músculos del cuerpo, también pierden su firmeza con el paso del tiempo y la zona se vuelve flácida y antiestética.

¿Existe una forma de realizar ejercicios para tonificar los músculos faciales?

Sí existen ejercicios que se pueden realizar en casa para poder tonificar los músculos faciales (podéis ver cómo realizar gimnasia facial en este artículo). Sin embargo los resultados no son tan buenos y rápidos, la mejor opción para reafirmar estos músculos es realizarse un masaje facial.

El masaje facial es una excelente opción para mantener un rostro firme y joven. Además estos evitan las arrugas y relajan al máximo a quien se lo realizan. Se utilizan distintos aceites naturales y aromatizantes para intensificar el tratamiento, estos aceites hidratan al máximo la piel y les brinda luminosidad. Además al realizarlo puede mejorar la función de los organismos, ya que existen puntos ubicados en distintas zonas del rostro que representan los órganos del cuerpo y al manipularlo mejora su funcionamiento (como una especie de reflexología).

Realizarse masajes en la zona del rostro no es una tarea difícil, sin embargo debes saber cómo hacerlo. Puedes acudir a un centro de estética para recibir un masaje facial por profesionales. Estos debes realizártelos 4 o 5 veces al año como mínimo.

También puede optar por realizarte un masaje fácil tú misma y en tu casa. El procedimiento debes realizarlo una vez a la semana a cualquier momento del día.

Masaje facial paso a paso

Solo necesitas utilizar las manos y aprender correctamente las técnicas. Es importante elegir un buen aceite natural para intensificar los resultados. También es importante tener el cuenta el tipo de piel que tienes para elegir este aceite:

  • Piel normal: Para este tipo de piel utiliza aceite de almendras, de sésamo o girasol. También puede utilizar aceite de oliva. Éste es un aceite grueso, por lo tanto mezcla una parte del mismo con otra de los aceites anteriores.
  • Piel seca: Opta por el aceite de aguacate, de trigo, de germen de albaricoque o de macadamia.
  • Piel grasa: Si posees este tipo de piel utiliza aceite de avellana y en la aplicación no te excedas con la cantidad.

Primero vierte el aceite que hayas elegido en la palma de la mano y aplícalo sobre todo el rostro. Evita hacerlo sobre los párpados y coloca muy poca cantidad bajo de los ojos. También hazlo en el escote y el cuello.

Comienza a realizar los masajes en la zona del escote, utiliza la yemas de los dedos y haz masajes circulares en la zona del escote y deslízate hacia el mentón. Desde el centro del mentón realiza masajes suaves hacia fuera, utiliza la palma de las manos. Esto sirve para prevenir que aparezca la antiestética papada que se forma por grasa y flacidez.

Comienza desde las mejillas y los pómulos y deslízate hacia la sien, utiliza los dedos estirados y realiza pequeños golpecitos en la misma dirección.

En el área de arriba del labio superior, en donde se ubican el conjunto de arrugas conocidas como código de barras, realiza masajes circulares con la yema de los dedos índice y mayor.

Realiza también movimientos circulares de adentro hacia afuera sobre el párpado y el contorno de los ojos.

Comienza sobre la nariz y deslízate hacia arriba para realizar el masaje de la frente.

Para elevar los párpados realiza un ligero masaje en el centro de la ceja.

Beneficios del masaje facial

Como podrás comprobar, estimular de esta manera a los músculos de la cara va a venir muy bien para que tu piel se encuentre mucho más joven y rejuvenecida. Puedes acabar el masaje facial aplicando alguna crema reafirmante, ya que en ese momento la piel estará mucho más receptiva y podrás aprovechar mejor los beneficios de la crema.

También puedes optar por utilizar una crema antiarrugas para acabar con el masaje facial si realmente tienes arrugas en el rostro.

Sea cual sea tu opción, los beneficios de los masajes faciales son muchos, pues ejercitarás pasivamente los músculos del rostro, activarás la circulación sanguínea de la zona y, en definitiva, mantendrás la piel de la cara mucho más joven y fortalecida. Eso sí, debes ser constante con la aplicación de estos masajes para notar los resultados a largo plazo, y utilizar productos de calidad durante la realización del mismo.

Foto: Flickr

Califica este artículo
Si te gustó este artículo te animamos a que lo compartas en tu Facebook, Twitter o Google +1 para que llegue a más personas. También te recomendamos que dejes un comentario si tienes alguna duda.

Lee más sobre: Belleza facial

Etiquetas: beneficios, cara, facial, piel, rostro
24 mayo 2011 Sin Comentarios

¿Quieres más?

  • Puedes echar un vistazo a nuestro listado de clínicas estéticas para encontrar el tratamiento adecuado para ti.
Deja un comentario !

Queremos saber tu opinión y por eso te animamos a que dejes un comentario en este artículo. Luego puedes suscribirte a él vía RSS.

Por favor, cuida tu ortografía. Cualquier comentario utilizado para hacer spam será eliminado.

You can use these tags:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>