Cómo reducir la grasa abdominal

Todos sueñan con un lucir un abdomen plano y una cintura bien fina, ya que esta zona es quien marca la silueta y los hace lucir una figura fina y esbelta, sin embargo el gran impedimento de este objetivo es la grasa abdominal.

La grasa que se acumula en la zona del abdomen se debe a la mala alimentación y a la vida sedentaria.

Una alimentación basada en comidas rápidas y alimentos con exceso de grasa y aceite, como las hamburguesas, patatas fritas, pizzas, etc, y además el consumo frecuente de bebidas alcohólicas, son los responsables de un abdomen voluminoso.

El abdomen es una de las zonas en la que más se acumula grasa, por eso no es difícil encontrarse a gente que aparentemente está delgada pero que tienen grasa localizada en esa zona.

Ejercicios necesarios y alimentación equilibrada

Los ejercicios son quienes podrán ayudarte a solucionar este problema, a través de ellos podrás eliminar el exceso de grasa, solo necesitas ser constante con la rutina para ver buenos resultados. Además es importante que modifiques la alimentación diaria por una dieta con alimentos bajos en grasa, también debes abandonar el consumo de alcohol y beber mucha agua durante el día para eliminar las toxinas del cuerpo.

En la alimentación evita los carbohidratos y las grasas, aun más aquellos alimentos que incluyan ambos. Lo ideal es que reduzcas las porciones y realices 4 o 5 comidas diarias, de esta manera podrás sentirte más saciado, ya que una persona acostumbrada a comer bastante le cuesta demasiado estar mucho tiempo sin comer y es la principal causa por la que la mayoría abandona las dietas.

Para realizar los ejercicios es importante mucha fuerza de voluntad y paciencia, los ejercicios traen buenos resultados aunque haya que ser constante con ellos. Para reducir la grasa abdominal se deber realizar ejercicios aeróbicos por más de 40 minutos para que quemen suficiente grasa.

Entre esos ejercicios puede optar por:

  • Realizar una caminata a pasos rápidos.
  • Trotar y luego correr.
  • Realizar un paseo en bicicleta o utilizar la bicicleta estática.
  • Saltar la cuerda.
  • Realizar deportes como natación, tenis, fútbol, etc.
  • Tomar clases de step.

Para realizar estos ejercicios debes utilizar ropa cómoda preferentemente holgada, estas prendas deben estar confeccionadas de algodón para que la piel puede respirar bien y el material absorba el sudor. Además es importante que lleves una botella de agua para poder beber mientras realizar los ejercicios. Debe ser agua mineral y no jugo de frutas ni mucho menos gaseosa, no es lo mismo beber esos líquidos que agua.

Muchos dicen que para quemar más grasa hay que realizar ejercicios con ropa muy abrigada o colocarse un nylon en el abdomen, estos mitos no son reales y pueden causar daños en la salud, es falso que ayudan a quemar mucha más grasa, es importante que realice los ejercicios de forma correcta y con la vestimenta correcta.

Variar los ejercicios

Los ejercicios se deben realizar al menos 5 veces a la semana (aunque no todos los días a máxima intensidad). Para no aburrirse puede realizar un ejercicio diferente cada día, por ejemplo:

  • Día 1: Trotar o correr.
  • Día 2: Bicicleta estática.
  • Día 3: Natación.
  • Día 4: Saltar la cuerda.
  • Día 5: Caminata rápida.

En caso de las personas con vida sedentaria se debe comenzar a realizar ejercicios dos o 3 veces a la semana y luego ir aumentando los días, para no esforzar demasiado el cuerpo que estuvo quieto demasiado tiempo. Además de reducir la grasa abdominal es importante realizar ejercicios para fortalecer el abdomen, así esta zona no quedará flácida.

Realizando una buena rutina de ejercicio físico conseguirás reducir la grasa abdominal que tanto molesta y estarás muy cerca de conseguir tan ansiado cuerpo 10.

Cirugía estética

Para los casos en los que por mucho que hagas no puedas eliminar por completo esa grasa abdominal, también puedes pensar en acudir a una clínica estética y pedir algún tratamiento destinado a reducir esa grasa.

Entre los tratamientos estéticos más demandados podemos citar la famosa lipoescultura, el lipoláser o también podemos recomendarte que leas el siguiente artículo sobre cómo eliminar las cartucheras.

Foto: Flickr

ACTUALIZACIÓN: Actualizamos este artículo con los errores frecuentes que nos podemos encontrar cuando queremos deshacernos de la grasa del abdomen.

Errores frecuentes

El reducir la grasa abdominal de nuestro cuerpo es algo que nos preocupa o nos preocupará en algún momento futuro, pero ¿sabemos todo lo que debemos saber para eliminarla? Echemos un vistazo a algunos de los conceptos erróneos más comunes acerca de la grasa abdominal.

1er concepto erróneo: la grasa abdominal se reduce y elimina mediante el trabajo de los músculos abdominales

Esto se basa en la creencia de que la grasa acumulada sobre los músculos de una parte concreta del cuerpo se elimina si involucramos a dichos músculos en el proceso. Sería lo mismo que intentar perder grasa de las piernas corriendo o andando durante todo el día.

La verdad del asunto es que nuestro cuerpo decide dónde colocar la grasa y de dónde sacarla y es un sistema que está en gran parte determinado por nuestra genética.

2º concepto erróneo: la barriga cervecera no se puede eliminar

Es cierto que, principalmente, nuestro cuerpo almacena la grasa en el abdomen (también en caderas o nalgas en el caso de las mujeres) debido a la biomecánica básica. La sección media de su cuerpo es el mejor lugar para almacenar energía extra, ya que requiere menos gasto energético para ser trasportada a todas partes. Recuerde que el almacenamiento de grasa es una estrategia de supervivencia, por lo que su cuerpo quiere maximizar la eficiencia energética en la creación, almacenamiento y utilización de la grasa corporal. Sin embargo, el almacenamiento excesivo de esta grasa se puede evitar y controlar con hábitos alimenticios correctos.

3er concepto erróneo: todo el exceso de grasa es feo

Desde un punto de vista antropológico, la colocación de la grasa corporal también tiene algunas implicaciones para la selección de pareja. Esto es especialmente cierto en las mujeres, donde la grasa se almacena en lugares como las caderas, las nalgas y los senos para crear realmente un cuerpo físico más atractivo con el fin de atraer a una pareja potencial. De esta manera, la grasa se almacena en lugares predeterminados en su cuerpo para la misma razón que un pavo real macho tiene plumas de colores brillantes – que es parte del juego de la seducción, por así decirlo.

No debemos obsesionarnos con perder toda la grasa, sino en conseguir un cuerpo proporcionado en relación con nuestras características físicas y sexuales.

4º concepto erróneo: Si elimino la grasa de raíz esta no vuelve a aparecer

El cuerpo almacena la grasa siempre que posea células de grasa. Esto puede parecer obvio, pero en realidad cobra importancia cuando nos damos cuenta de que las personas que se someten a una liposucción para eliminar la grasa de su cuerpo terminan por provocar una redistribución de la misma a otros lugares que podrían ser menos deseables.

Por ejemplo, si una persona sigue un estilo de vida poco saludable que resulta en la acumulación de exceso de grasa corporal, y luego se someten a una liposucción para eliminar esa grasa en el cuerpo, pero continúa llevando ese estilo de vida excesivo, crea más grasa corporal, que se acabará almacenando en cualquier otro lugar con células adiposas. Nuestro cuerpo tiene que trabajar con las células de grasa que existen.

 

Lo único realmente cierto y que funciona de verdad es gastar las calorías que se consumen a diario. Si deseamos reducir la grasa del cuerpo, necesitamos comenzar a consumir menos calorías de lo que gastamos. En otras palabras, obtener un déficit de calorías, que, con el tiempo, hará que nuestro cuerpo empiece a convertir la grasa en energía utilizable, y de esta manera, las reservas de grasa comenzará a desaparecer a través de su cuerpo. Pero cuidado, no sólo desaparecen mágicamente de un lugar determinado.

En los hombres la grasa abdominal será probablemente la última que desaparezca de su cuerpo. En primer lugar va a eliminar la grasa de la cara y las extremidades, como los brazos y las piernas, después eliminará la grasa de la parte superior del torso, el pecho, los muslos y las nalgas, y por último, utilizará la grasa acumulada en el abdomen. No existe una manera de alterar este patrón de reducción de la grasa. En las mujeres, el último lugar donde es probable que pierda la grasa es en las caderas y las nalgas. Será algo que probablemente ya sabías si has intentado perder grasa corporal.

Así que, si lo que queremos es deshacernos de la grasa corporal, debemos hacerlo de la manera correcta: a través de dieta y ejercicio y no a través de la cirugía estética o trucos que pretenden eliminar la grasa de una zona específica de su cuerpo (a no ser que quieras eliminar cierta grasa acumulada y que no puedes con ella, para eso sí que podemos echar mano de la cirugía estética).

La pérdida de grasa conlleva un trabajo real y aunque hay algunas herramientas útiles de control del apetito, no hay píldoras mágicas que hagan el trabajo por nosotros.

Califica este artículo
Si te gustó este artículo te animamos a que lo compartas en tu Facebook, Twitter o Google +1 para que llegue a más personas. También te recomendamos que dejes un comentario si tienes alguna duda.

Lee más sobre: Ejercicio aeróbico

Etiquetas: abdomen, barriga, cirugía, consejos, ejercicios, grasa
4 mayo 2012 Sin Comentarios

¿Quieres más?

  • Puedes echar un vistazo a nuestro listado de clínicas estéticas para encontrar el tratamiento adecuado para ti.
Deja un comentario !

Queremos saber tu opinión y por eso te animamos a que dejes un comentario en este artículo. Luego puedes suscribirte a él vía RSS.

Por favor, cuida tu ortografía. Cualquier comentario utilizado para hacer spam será eliminado.

You can use these tags:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>