Las varices, síntomas y tratamiento

Las varices es uno de los padecimientos que afectan a 1 de cada 10 personas, siendo más común que se presenten en las mujeres que en los hombres, también es una afectación que suelen padecer las personas mayores de 50 años.

Las varices se presentan en mayor medida en las extremidades inferiores, y se dilatan cuando el flujo de sangre aumenta, y permanecen de ese modo cuando el flujo de sangre disminuye, de esta manera las venas se inflaman y son fácilmente visibles en la superficie de la piel, adquiriendo una coloración morada o azul oscuro y de forma irregular. Por lo general se ubican en la parte posterior de las pantorrillas.

¿Por qué se producen las varices?

Como sabemos, la sangre sale del corazón mediante las arterias hacia todas las partes del cuerpo, y vuelve de nuevo al corazón, a través de las venas, cuando en ocasiones y por las razones que sean, este proceso no se lleva acabo de esta forma y la sangre no fluye hacia el corazón como lo debe hacer normalmente, ocurre que la sangre se estanca en las venas y provoca que se dilaten. En caso de que el proceso vuelva a realizarse con normalidad y la sangre continúe su flujo al corazón, esta dilatación en las venas tiende a desaparecer, volviendo a su estado habitual. No obstante, si esto no ocurre y se prologa por mucho tiempo, las válvulas que existen en las venas dejaran de funcionar y este problema persistirá, aun y cuando el flujo de sangre se vuelva a restablecer otra vez.

Varices

Según lo mencionado anteriormente los vasos que se dilatan como consecuencia de la mala circulación se les denominan varices y además de aparecer en las piernas, también es común que puedan aparecer en distintos lugares del cuerpo. Si bien las varices también se presentan en los hombres, son las mujeres las que las padecen con mucha mayor frecuencia particularmente durante la etapa del embarazo que es cuando el retorno de la sangre tiende a empeorar. También es algo muy recurrente que las varices aumenten de tamaño a medida que pasa el tiempo, por lo que puede darse el caso de que deriven en la presencia de hinchazones en las piernas, así como úlceras varicosas que comúnmente ocasionan la pigmentación característica de la piel.

Una vez que la persona ya padece de varices, es recomendable realizar ciertas actividades y cambiar algunos hábitos para ayudar a que las varices no empeoren, entre los que se destacan hacer más ejercicio, paseos en bicicleta, caminar, ayudar a disminuir la presión en las venas, intentar perder algo de peso, colocar las piernas en una posición elevada cuando se esté descansando y evitar en la medida de lo posible, no cruzar las piernas cuando se está sentando.

Varices

También es muy aconsejable el no permanecer mucho tiempo de pie, así como el no usar ropa muy ajustada. En todo caso, si la persona desea por estética o porque las varices le son muy dolorosas, puede recurrir a un médico especialista para que sea el que determine el tratamiento a seguir para su eliminación.

¿Cómo eliminar las varices? Tratamiento anti varices

En este caso, el tratamiento que se sugiere es el de la ablación endovenosa, tratamiento para las varices que hace uso de la radiofrecuencia para cauterizar las venas que han sido afectadas por este padecimiento. El tratamiento se lleva a cabo mediante el calor que proporciona la radiofrecuencia para sellar las venas que se han dilatado, haciendo de este modo que el flujo sanguíneo se desvié hacia las venas que se encuentran en buen estado. Aunque este en principio sea más bien un tratamiento estético, se utiliza con mucha frecuencia para ayudar a aliviar todos los síntomas que se relacionan con las varices y los diferentes problemas circulatorios, mismo que ocasionan hinchazón, dolor constante, inflamación e irritación en la piel, lo que se conoce como úlceras o llagas.

Antes de someterse a este tratamiento, la persona debe de consultar a su médico especialista sobre cualquier medicamento que se encuentre tomando, además de posibles alergias a la anestesia. De este modo, se podrá hacer una recomendación sobre qué tipo de medicamentos se deberán evitar antes de someterse a este tratamiento.

Una vez tomadas estas precauciones, se llevará a cabo el tratamiento, en el cual y a través de un ultrasonido, se podrá visualizar la vena afectada, permitiendo insertar una sonda o catéter en la piel para adentrarse en dicha vena.

Un electrodo de radiofrecuencia se insertará a través de la sonda para poder aplicar el tratamiento de radiofrecuencia o láser en la zona especifica, esto es calentar el vaso sanguíneo y sellarlo. Una vez terminado con este procedimiento, la vena que estaba afectada se encoge y se cicatriza. Por lo general no es necesario hospitalizarse para realizar el tratamiento, aunque puede darse el caso de que existan personas que sí lo requieran, lo mejor por supuesto es informarse con el médico especialista. Cuando la persona se vaya a someter a este tratamiento, se le proporcionarán unas gafas protectoras, con el objeto de evitar alguna afectación por el láser que se empleará.

Una vez terminado por completo el tratamiento, se deberá realizar un examen periódico mediante ultrasonido para visualizar el progreso de la vena que se ha sometido al tratamiento, en busca de posibles complicaciones. Después de una semana, esta vena deberá estar completamente sellada. Por último, mencionar que no se realiza ningún procedimiento quirúrgico durante la aplicación del tratamiento de ablación endovenosa, únicamente se realiza un diminuto corte en la superficie de la piel, el mismo que no requiere de suturas.

En comparación con otros tratamientos, la ablación endovenosa se caracteriza por no presentar tantas complicaciones, además de que el dolor que se experimenta durante el procedimiento es mucho menor que en otros casos, así como que los resultados son muy positivos. También se distingue por que la recuperación de las personas es casi inmediata, por lo que les permite regresar a sus actividades diarias, trascurridos uno o dos días, en cuyo caso el dolor que se experimenta es muy poco o incluso no se presenta.

Las varices, síntomas y tratamiento
Califica este artículo
Si te gustó este artículo te animamos a que lo compartas en tu Facebook, Twitter o Google +1 para que llegue a más personas. También te recomendamos que dejes un comentario si tienes alguna duda.

Lee más sobre: Piernas

Etiquetas: , , ,
2 noviembre 2011 Un Comentario

¿Quieres más?

  • Puedes echar un vistazo a nuestro listado de clínicas estéticas para encontrar el tratamiento adecuado para ti.
Deja un comentario !

Queremos saber tu opinión y por eso te animamos a que dejes un comentario en este artículo. Luego puedes suscribirte a él vía RSS.

Por favor, cuida tu ortografía. Cualquier comentario utilizado para hacer spam será eliminado.

You can use these tags:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>