Tipos de alopecia y sus causas más frecuentes

La pérdida hereditaria del pelo, o alopecia, término procedente del griego, es un problema común en nuestra sociedad que afecta a muchos hombres y mujeres.

El cabello para nosotros forma parte del ideal de belleza y simboliza la juventud y el éxito. Por estas razones, no es de extrañar que a menudo su pérdida sea algo molesto y que crea problemas de autoestima y afecta a la vida cotidiana. Existen varios tipos de alopecia, ya sea causada por enfermedad o sea hereditaria.

Alopecia androgénica

La alopecia androgénica, o calvicie de patrón masculino, es la forma más común de pérdida permanente del cabello. Para la mayoría de los hombres, concretamente en un 90% de los casos, el origen de este proceso viene dado genéticamente. Aproximadamente un tercio de los hombres entre 25 y 40 años sufren de alopecia androgénica. El grado de alopecia androgénica se suele medir según la clasificación de Norwood Hamilton. Lo más habitual es que avance desde la frente hacia atrás, dejando sin cabello la parte delantera de la cabeza, pero muchas veces avanza desde la coronilla.

La hormona dihidrotestosterona (DHT) es la que contribuye en el proceso de pérdida y se forma utilizando una enzima intracelular de la testosterona (5 alfa-reductasa) y es la responsable del acortamiento de la fase de crecimiento del pelo debido a la hipersensibilidad de los folículos pilosos hacia ella.

Aunque la alopecia androgénica es hereditaria y afecta principalmente los hombres, también existen casos femeninos. Se caracteriza por una progresiva miniaturización del cabello y en contraste con la forma masculina, es menos espectacular y llamativa y se concentra a menudo en la parte superior del cráneo.

Generalmente se da en mujeres durante la menopausia, y en muy pocos casos, está vinculada a una enfermedad subyacente. Cuando la alopecia femenina se produce antes de la menopausia, podría estar causada por la interrupción de la producción de hormonas. En este caso, especialmente cuando se trata de hirsutismo, hipertricosis o acné, es aconsejable acudir al endocrino para comprobar y tratar la causa.

Tanto la alopecia androgénica masculina como la femenina son procesos irreversibles, es decir, el cabello no crecerá de nuevo.

Alopecia areata

Existe otro tipo de alopecia, la areata. Esta se caracteriza por la aparición de unos pocos parches de calvicie y suele aparecer de manera espontánea tras uno o dos años.

Se trata de una forma de pérdida de pelo irregular, zonas planas en forma redonda u ovalada, con diámetros que oscilan entre los dos y los cinco cm y puede tener un curso crónico con rebrote en algunos sitios y aparición de nuevas calvicies. En casos muy raros, se da una pérdida total del cabello: la alopecia areata totalis.

La alopecia areata suele ser un proceso irreversible, por lo que no tiene recuperación, sobre todo si se ha desarrollado en edades tempranas o debido a una enfermedad asociada al sistema inmunológico, como alergias, vitíligo o diabetes juvenil.

Este tipo de alopecia también está muy relacionada con el estrés.

Alopecia cicatricial

Aparte de las anteriores, existe la alopecia cicatricial, causada por cicatrices en el cuero cabelludo.

Hay muchas causas que pueden provocar estas marcas, como un accidente, la radiación, quemaduras, infecciones o, incluso, un defecto de nacimiento. Se caracteriza por parches lisos y sin pelo cuyo color no es el típico color marfil del cuero cabelludo, sino que son ligeramente rosadas.

Tricotilomanía

Por último, nos gustaría hablar de la tricotilomanía, del término griego pelo (trix)+ tracción (tilo)+ desequilibrio (manía). Se trata de un trastorno nervioso que consiste en tirar el pelo compulsivamente, hasta que se daña o se rompe, dejando parches sin cabello o áreas de crecimiento desigual.

Es una enfermedad que pueden contraer tanto niños como adultos y entre el 70% y el 90% de los pacientes que lo son mujeres. A menudo los síntomas son difíciles de descubrir porque se parecen a los de la alopecia areata, ya que la única diferencia es que los parches son irregulares en la manía mientras que en la areata son circulares.

Para este trastorno no existe tratamiento farmacológico, por lo que los pacientes deben ser referidos al psicólogo o al psiquiatra. Esta también es una dolencia irreversible en la que no es posible que vuelva a crecer el cabello, ya que las raíces y los folículos capilares quedan dañados tras los tirones.

Califica este artículo
Si te gustó este artículo te animamos a que lo compartas en tu Facebook, Twitter o Google +1 para que llegue a más personas. También te recomendamos que dejes un comentario si tienes alguna duda.

Lee más sobre: Cabello

Etiquetas: alopecia, calvicie, causas, pelo
21 mayo 2012 Sin Comentarios

¿Quieres más?

  • Puedes echar un vistazo a nuestro listado de clínicas estéticas para encontrar el tratamiento adecuado para ti.
Deja un comentario !

Queremos saber tu opinión y por eso te animamos a que dejes un comentario en este artículo. Luego puedes suscribirte a él vía RSS.

Por favor, cuida tu ortografía. Cualquier comentario utilizado para hacer spam será eliminado.

You can use these tags:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>