Tortilla de patatas light

¿Estás a dieta y eres una enamorada de la tortilla de patatas? ¿Piensas que una tortilla de patatas tiene demasiadas calorías y que por eso mismo no puedes comerla?

Pues déjanos que te demos una buena noticia: La tortilla de patatas puede ser un plato tremendamente equilibrado si te lo propones. Nosotros vamos a darte unos cuantos trucos para que puedas hacerte una tortilla (tortilla de papas como llaman en algunos países), y que no temas por si te engorda.

El truco está en la cantidad de aceite que utilices, ni más ni menos.

Tortilla de patatas finita

La patata, un alimento endemoniado

La patata desde siempre se ha visto como algo malo y que tenemos que evitar si estamos a dieta, pero la realidad es bien distinta.

100 gramos de patata solo tienen 80 kcal, ahora bien, ¿por qué tiene esta mala fama? Pues justo por la manera de preparla, que es lo que hace que el número de calorías aumente una barbaridad.

Como bien sabemos, la tortilla de patatas se elabora friendo en primer lugar la patata, para luego añadirla al huevo y que vuelva a la sartén. En esta elaboración típica hay algo que se nos escapa, y que es lo que hace que esa tortilla tradicional no sea apta para una dieta para adelgazar. Estamos hablando del aceite.

Por si no lo sabéis, el aceite es el producto alimenticio que más calorías tiene en el mundo. Una sola cucharada tiene cerca de 100 kcal, más que 100 gramos de patata, y precisamente solo una cucharada no es lo que vamos a utilizar para cocinarla.

Así pues, al echar la patata en la sartén repleta de aceite caliente, ésta lo que hace es absorber una gran cantidad de aceite. Por mucho que la escurramos, siempre queda bastante en su interior (y más si las cortamos finamente). Además, una vez frita y puesta en el huevo, volvemos a echar otro chorro de aceite más en la sartén para devolver el huevo con la patata mezclados y empezar a cuajar la tortilla.

Como podréis ver, al final lo que estás comiendo es patata y huevo, pero con un exceso de aceite desproporcionado. Un pincho de tortilla de esas características puede tener 500 o 600 calorías perfectamente, casi la mitad de las calorías que necesita una mujer de 60 kilos durante un día.

A cocinar con poco aceite: Primero a por las patatas

Opción microondas

Pues bien, lo primero que vamos a hacer es cocinar la patata (y cebolla si quieres), en el microondas (sí, ese aparato que utilizas para calentar la leche).

Corta la patata como más te guste, a poder ser en trocitos pequeños, y ponlo en un bol apto para microondas. Antes de meterla, rocíala con un chorrito de aceite minúsculo. Es mejor que utilices un spray de aceite, pues utilizas menos cantidad y se reparte mejor, pero si no tienes echa un chorrito como decimos y remuévelo bien a mano.

Tapa ese bol y mételo al micro 5 minutos a máxima potencia. Puedes parar a mitad de cocción y comprobar cómo va la patata, darle unas vueltas por si se está haciendo más por un lado o por otro y vuelve a meterlo al micro. Cuando pasen los 5 minutos, mira si está hecha la patata pinchándola. Si ves que aún le queda, métela otros 2 o 3 minutos hasta que esté a tu gusto.

Aceite de oliva en spray

Opción bote

Si aún así todo esto te parece un engorro, también puedes comprar la patata en conserva.

En cualquier supermercado, puedes encontrar grandes botes donde está la patata cocida y perfectamente conservada. Estos botes no tienen nada de aceite, por lo que su conservación es perfecta calóricamente hablando. Solo tienes que abrirlo, enjuagar las patatas y cortarlas a tu gusto, pues ya están hechas y sin nada de grasa.

A cuajar el huevo

¿Ya tienes tu patata sin casi nada de aceite hecha? Es hora de hacer la tortilla en si.

Bate los huevos que consideres necesario, añádeles sal y mezcla con la patata. Mientras tanto, pon una sartén antiadherente (muy importante este punto y rocíala con tu spray de aceite (si no tienes, un chorrito y extiéndelo con papel). La cuestión es que quede una fina capa de aceite por encima.

Echa toda la mezcla a la sartén y cocina a tu gusto. Cuando vayas a darle la vuelta, no olvides volver a echar un poquito de aceite para que no se te pegue.

Ya está, es tan simple como seguir esos pequeños trucos.

Calorías de esta tortilla de papas light

Si utilizamos 150 gramos de patata (que son 120 kcal) y 2 huevos (que en total son 160 kcal), teniendo en cuenta también el aceite utilizado (unos 5 gramos que son 50 kcal), vemos que la tortilla entera tiene 330 kcal.

¡ 330 kcal una tortilla de patatas entera ! Es ideal para una buena cena, para acompañar una carne por la mañana. Puedes comerla en el plato, o hacerte un gran bocadillo con la mitad de esa tortilla, unas rodajas de tomate y un poco de mayonesa light.

Sin duda alguna, la elaboración de este plato es una salvación para las personas que adoran las tortillas de patatas. Si estás a dieta, es perfecta, y si no lo estás, prueba esta elaboración y verás qué bien sale.

Si haces esta receta, por favor deja en los comentarios qué tal te ha salido y si merece la pena hacerla o no.

Tortilla de patatas light
5 (100%) 1 vote
Si te gustó este artículo te animamos a que lo compartas en tu Facebook, Twitter o Google +1 para que llegue a más personas. También te recomendamos que dejes un comentario si tienes alguna duda.

Lee más sobre: Nutrición

Etiquetas: , ,
25 Enero 2013 Sin Comentarios

¿Quieres más?

  • Puedes echar un vistazo a nuestro listado de clínicas estéticas para encontrar el tratamiento adecuado para ti.
Deja un comentario !

Queremos saber tu opinión y por eso te animamos a que dejes un comentario en este artículo. Luego puedes suscribirte a él vía RSS.

Por favor, cuida tu ortografía. Cualquier comentario utilizado para hacer spam será eliminado.

You can use these tags:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>